El cachondeo PVP adquiere una nueva dimensión.

¿Hartos de sufrir en el PVP de Dark Souls III? ¿Estáis hasta los mismísimos de que os invadan y muráis una y otra vez? Bien, pues eso se acabó, porque la solución consiste en convertirse en mímico y echarse unas risas a costa de los invasores. Aunque claro, puede que los invasores seais vosotros, por lo que tenéis que aprender a tender trampas como es debido.

Sea de una forma u otra, a continuación os mostramos una guía fantástica acerca de cómo aprovechar al máximo la posibilidad de convertirse en mímico en Dark Souls III. Ojo, que la idea no es nuestra, sino del usuario JellyElite~. Todo un experto en lo último de From Software.