La versión manga de El Niño y la Bestia, película de Mamoru Hosoda, nos transporta a un mundo en el que nada es lo que parece. Atención: este texto puede contener algún pequeño spoiler.

Si la semana pasada os presentábamos con pelos y señales cómo es la edición que Planeta Cómic ha sacado al mercado de la novela El Niño y la Bestia, hoy hacemos lo propio con la adaptación a manga de esta mágica y única historia salida de la mente de Mamoru Hosoda. A modo de adelanto antes de su estreno en cines de todo el país, el manga de El Niño y la Bestia supone un regalo para la vista, ya que los personajes cobran vida de una manera muy realista y cercana al lector, mostrando detalles y características de sí mismos de una forma mucho más visual que en la narración del libro. Así pues, os dejamos con nuestro análisis de esta obra cuyo primer tomo ya está disponible en librerías y tiendas especializadas.

“Si me enseñaras a ser tan fuerte como tú no me importarían ser tu discípulo”

El Niño y la Bestia

Jûtengai es una colorida y bulliciosa ciudad habitada por cien mil bestias y regentada por el venerable maestro Ugetsu, un anciano conejo de aspecto amable y sosegado. Tras muchos años gobernando con sabiduría y buen hacer, la anciana bestia ha decidido retirarse para reencarnarse en divinidad, motivo por el cual la ciudad se prepara para la elección del sucesor del venerable. Al cargo optan dos bestias con igual fuerza pero distinto carácter. Por un lado se encuentra Iôzen, una bestia con aspecto de jabalí, tranquila, sosegada, valiente, padre de dos hijos, con numerosos discípulos y, en definitiva, querido y respectado por todos sus conciudadanos; por otro, Kumatetsu, una bestia con aspecto de oso, malhumorada, egocéntrica, engreída, con poca paciencia y poco respetada por los habitantes de Jûtengai debido a sus malas pulgas y la peculiar manera que tiene de hacer las cosas. Con las cartas sobre la mesa, solo es cuestión de tiempo que se celebre la batalla para decidir quién de los dos, Iôzen o Kumatetsu, es el nuevo venerable de Jûtengai.

Paralelamente al mundo de las bestias existe la Tierra, aunque ambos mundos permanecen separados debido a sus distintas creencias y culturas. En Japón, concretamente en Tokio, vive Ren, un niño de nueve años que, tras la muerte de su madre y ante la perspectiva de irse a vivir con su familia materna, decide huir de casa. Lo único que Ren desea es convertirse en alguien fuerte capaz de apañárselas solo sin necesidad de depender de los demás.

En esa situación de desesperación e impotencia, Ren se cruza con un desconocido que le propone seguirle para convertirse en alguien más fuerte e independiente. Motivado por esta propuesta, Ren persigue al desconocido, llegando a una ciudad llena de bestias y coloridas telas decorando las calles. Así, Ren conocerá a Kumatetsu, el desconocido que le ha guiado hasta ese increíble mundo. Bajo la protección y enseñanzas de Kumatetsu, Ren (a quien la bestia oso renombrará como Kyûta), se convertirá en el discípulo de la bestia con tal de conseguir su objetivo.

El Niño y la Bestia (Bakemono no ko) es un largometraje escrito y dirigido por el cineasta japonés Mamoru Hosoda. Estrenada en julio de 2015, la producción tiene una duración de 119 minutos.

Debido a la gran acogida del filme por parte del público, Kadokawa Shoten adaptó la trama a diversos formatos para hacerla llegar a un mayor rango de público objetivo. Así, el pasado año llegó a las librerías niponas la novela de esta obra creada por Mamoru Hosoda. Al mismo tiempo, apareció en el mercado nipón el manga que versiona esta historia. Este fue adaptado por Renji Asai, quien se basó en la historia original de Hosoda.

Centrándonos en España, en diciembre de 2015 la editorial Planeta Cómic anunció a través de las redes sociales que se había hecho con los derechos de publicación tanto de la novela como del manga de El Niño y la Bestia. A continuación os hablamos con todo lujo de detalles de la edición del manga de esta historia creada por uno de los mejores directores de animación de nuestra época.

Edición de la novela de El Niño y la Bestia por Planeta Cómic

En España aún no estamos acostumbrados a que las editoriales ofrezcan al público otaku una obra tanto en novela como en manga. Por ello, y debido a la rareza de este hecho, las pocas historias que a día de hoy han llegado en ambos formatos hasta nuestras manos han de ser tratadas como ejemplares únicos cuyo contenido no sólo debe llegar a conocerse en su propia forma, sino también a través de una comparativa que ponga de relieve las distintas características de cada uno de los productos. Así pues, y tras haber analizado con anterioridad la edición de la novela de El Niño y la Bestia, ahora toca centrarnos en el formato y contenido de la versión manga de esta historia que se puede adquirir en librerías y tiendas especializadas por 8,95 euros cada tomo.

El-niño-y-la-bestia-manga-Planeta-Cómic-03

El primer tomo del manga de El niño y la Bestia ha salido a la venta en formato rústica sin solapas con sobrecubierta. La parte frontal de la cubierta exhibe una ilustración protagonizada por los dos personajes principales, Kyûta (Ren) y Kumatetsu, mientras que la parte trasera ofrece un resumen de la trama, así como una ilustración en la que el lector puede conocer a los personajes secundarios de la obra. Si se levanta ésta cubierta, la portada y contraportada del tomo contienen un boceto de Kyûta y Kumatetsu en una escena seguramente más que típica en su día a día durante el tiempo que compartieron durante su entrenamiento.

En cuanto al contenido, el tomo está compuesto por ciento ochenta y nueve páginas, cuatro de las cuales (las primeras) son a todo color. En ellas se incluye la introducción, una ilustración a dos páginas de Kumatetsu y Ren y el índice. El tomo contiene tres capítulos de generosa extensión a través de los cuales el lector llega a conocer la primera parte de la historia. Concretamente, los episodios en los que se explica la historia de ambos protagonistas y la manera en que los dos llegan al acuerdo de convertirse en maestro y alumno.

El-niño-y-la-bestia-manga-Planeta-Cómic-04

En cuanto a la traducción, esta ha sido realizada por Maite Madinabeitia, de Daruma Serveis Lingüístics, SL. Atendiendo a la traducción realizada para la novela, lo cierto es que el manga ofrece también un lenguaje sencillo, asequible, que facilita el seguimiento de la obra (ya que incluso incluye aclaraciones como la explicación del nombre de Kyûta) y que casa a la perfección con el vocabulario y expresiones empleadas en la novela. Así se demuestra un trabajo de contrastación de textos y concordancias en lengua castellana más que meritorio.

Conclusión

Aquellos otakus que estén acostumbrados a leer mangas en castellano tendrán la sensación de que el cómic japonés de El Niño y la Bestia es mucho más asequible para sus hábitos de lectura. Esto se debe a que desde el primer momento, y gracias a las viñetas, el lector puede conocer rápidamente a los personajes, haciéndose una idea clara y concisa de su diseño. Por el contrario, el género narrativo de la novela, que no cuenta con dibujos, requiere el esfuerzo imaginativo de recrear mentalmente no sólo a los personajes, sino también los lugares y las situaciones que se suceden simplemente valiéndose de las descripciones que se ofrecen en el libro.

En relación con esto, el manga resulta mucho más directo, lleva al lector rápidamente de una situación o escena a otra a gran velocidad. Esto se debe, obviamente, a que el cómic japonés dispone de un espacio mucho más limitado para su desarrollo, debiendo explicar a través de imágenes concisas todo cuanto sucede, mientras que la novela puede recrearse con las descripciones de los lugares, de los sentimientos de los personajes, etc. Asimismo, el manga aporta escenas extras sobre ciertos personas secundarios que la novela no ofrece y que ayudan a completar este peculiar universo creado por Mamoru Hosoda (a día de hoy desconocemos si esas escenas formas parte del film pero se obviaron en la novela).

El-niño-y-la-bestia-manga-Planeta-Cómic-05

Otra de las peculiaridades del manga es que desde el primer episodios se dan indicios de ciertos elementos que cobrarán importancia a lo largo de la historia, como es la oscuridad del ser humano, y que sirve de adelanto de lo que se avecina. Esto puede entenderse a la vez como un pequeño spoiler, aunque el lector que decida introducirse en esta historia en primer lugar con el manga percibirá este hecho como una escena más del tomo.

Finalmente, nos centraremos en la traducción. Como ya se ha mencionado anteriormente, esta está muy ajustada al vocabulario y expresiones actuales, por lo que la obra resulta sencilla y fácil de entender. Asimismo, tanto la novela como el manga ofrecen un vocabulario similar, por lo que es fácil seguir la trama a través de ambos formatos de una manera comparativa entre ambas ediciones.

A falta de unos días para que se estrene en cines la película de El Niño y la Bestia, tanto la novela como el manga de esta obra que nos llegan gracias a Planeta Cómic se presentan como dos elementos imprescindibles tanto para los lectores habituales de literatura nipona como para los fans del cineasta japonés. Un nuevo título que se nos ofrece en dos formatos distintos pero complementarios y que ya forma parte de los imprescindibles de la mangateca de todo otaku que se precie.

El-niño-y-la-bestia-manga-Planeta-Cómic-07