Rayman da el salto a las tres dimensiones en su segunda entrega.

El éxito de la primera entrega de Rayman fue mayúsculo. Ubisoft había sido capaz de crear un plataformas único, repleto de color, humor y una dificultad endiablada, sin nada que ocultar a leyendas como Mario o Sonic. La secuela estaba cantada. No obstante, tendríamos que esperar cuatro años desde el lanzamiento de la primera entrega para catar el maravilloso Rayman 2: The Great Escape.

Considerado por la mayoría de fans como el mejor Rayman de todos los tiempos, nos encontramos ante el vertiginoso salto a las tres dimensiones de la saga, con Rayman y Globox enfrentándose a una horda de piratas robóticos, mientras tratan nuevamente de retaurar el equilibrio en el universo, recolectando lums amarillos, dando mamporros a diestro y siniestro y resolviendo puzles que van de lo simpático a lo demencial en cero coma. Así se las gastaron Michel Ancel y los suyos en esta continuación.

Si el éxito de Rayman fue mayúsculo, el de Rayman 2 lo fue aún más: el éxito de crítica y público, alabando diseño de niveles y jugabilidad a partes iguales llevó a la compañía gala a lanzar el juego en toneladas de plataformas: tras las versiones originales de Nintendo 64 y PC llegarían las de Dreamcast, Playstation, Playstation 2, Playstation Network, Game Boy Color, Nintendo DS, Nintendo 3DS y dispositivos móviles. Pese a que la versión de SEGA Saturn fue cancelada debido a la prematura muerte de la consola, una cosa está bien clara: Rayman 2 es el «Street Fighter II» de Ubisoft. Y seguramente seguiremos viéndolo en el futuro en otras plataformas.

Os dejamos con los hilarantes anuncios viejunos del juego, correspondientes a sus versiones de Nintendo 64 y Playstation, respectivamente.