El juego estaría ambientado en el Antiguo Egipto y podría ser parte de una trilogía al estilo de Assassin’s Creed 2.

La buena gente de Kotaku viene con un rumor bastante fuerte de cara respecto al futuro de Assassin’s Creed. En concreto, con la supuesta decisión de Ubisoft de que la próxima entrega de la saga, que recibiría el subtítulo Empire, estaría ambientada en el Antiguo Egipto y vería la luz en 2017. Habéis leído bien, en 2017.

Y es que la decisión de retrasar Empire un año vendría dada por el mal recibimiento que tuvo Assassin’s Creed Unity en su momento. El año de desarrollo adicional serviría para pulir y mejorar el juego (algo que no le vendría nada mal a la franquicia, la verdad).

Continuando con la información proporcionada por Kotaku, este sería un nuevo acercamiento de Ubisoft a la franquicia, terminando con las entregas anuales y lanzándolas cada dos años. De hecho, nos encontraríamos ante una nueva trilogía, en la que un mismo personaje viajaría por Egipto, Grecia y Roma.

Talonianos, sabemos que Guillemot y los suyos son unos cansinos de coj… con Assassin’s Creed, pero de ser cierto todo esto, cuentan con el potencial de crear una trilogía que hará que nos volvamos locos los aficionados al mundo antiguo.

Por cierto, que aunque no haya juego de asesinos este año, Watch Dogs 2 estaría en camino, ambientado esta vez en San Francisco.

Fuente: Kotaku