culo anime

En Tallon4 ya os hemos hablado con anterioridad del Lolicon y la sociedad japonesa, dos conceptos que parecen unidos por una relación de amor-odio difícil de explicar en cuatro líneas. Algo que parece tan simple viene acompañado del peso de las tradiciones, de una cultura diferente, de la historia y de muchos aspectos sociales y religiosos que separan dos mundos, pese a la globalización, tan diferentes como son oriente y occidente.

Hoy ha vuelto a saltar a la palestra una noticia sobre la prohibición de los mangas con contenidos pedopornográficos en Japón, o sea, aquellos en que se muestra cualquier tipo de ilustración que puede calificarse de pornografía infantil. Esta vez la polémica saltaba desde Tokio, dónde la representante de la ONU, Maud de Boer-Buquicchio, aprovechando una visita felicitó al gobierno japonés sobre las nuevas medidas que estaba llevando a cabo en cuanto a las leyes de protección del menor se trata. Pero, no quiso terminar su discurso sin una colleja traicionera, orientada claramente a la vergüenza social de cara al resto de países, lamentándose de que aún no estuvieran prohibidos «los dibujos animados e imágenes obscenas ficticias con niños».

Captura de pantalla 2015-10-27 a la(s) 23.56.33

Bueno, como ya he dicho antes ya hablamos anteriormente del Lolicon en Japón, al menos de una parte de este, el que abarcaba la franja de edad de la pubertad. Ya expusimos los problemas, la historia, las posibles causas y su situación actual, pero… Qué demonios, hoy os voy a dar mi punto de vista.

Creo (y a partir de aquí es una opinión personal, así que ya podéis mandarme amenazas y «black mails» pero a mí y no a la web),… creo que Maud de Boer-Buquicchio es una gran persona que lucha por los derechos de los niños de todo el mundo, pero que su discurso en este caso ha tenido más de propagandístico que otra cosa, mirando de avivar las llamas de la polémica que nunca se enfría en occidente, más allá de todo entendimiento social y cultural. De nuevo el occidental ejemplar, conocedor de la gran verdad y moralidad absoluta del mundo, quiere imponer sus creencias y conductas al resto de culturas, por muy diferentes que sean.

muten-roshi-pervert

La pornografía infantil es mala, muy mala, pero los dibujos no dejan de ser ficción, quiero decir, también es horrible matar, por poner el ejemplo más claro, pero los mangas están llenos de asesinatos y nadie dice nada, o los videojuegos (bueno, en este caso si que se dice, pero eso es otro tema)…, incluso muchas cadenas de televisión emiten muertes y asesinatos en vivo por el telediario, con personas REALES en el mundo REAL y en situaciones REALES, y sin embargo eso no altera ni preocupa tanto a la sociedad como el tema de los mangas con situaciones de pedopornográficos ¿Por qué irrita tanto al mundo este tema? ¿Hasta que punto prohibirlo significaría un drástico recorte en los derechos de expresión y libre pensamiento?

Quizás la respuesta esté más cerca de lo que imaginamos. Quizás el mundo se sienta tan ofendido por estos mangas con el fin de tapar su propio pecado, la vergüenza de la realidad, aquella que dice, por ejemplo, que España fue en el 2008 el segundo país del mundo con mayor consumo de materiales pedopornográficos y el primero de Europa. En el mismo año, y tan solo en material informático descargado de la red, nuestro país registró más de 14.000 personas consumidores de dicho material. Y en 2007 según informes de UNICEF uno de cada diez españoles conocía a algún «turista sexual» que había abusado de menores. Si lo comparamos con los 1.828 casos que se registraron en Japón quizás saquemos la conclusión de que no deberíamos mirar la paja del ojo ajeno sin antes sacarnos la nuestra, o que la señora Maud de Boer-Buquicchio centre sus esfuerzos en los problemas reales y urgentes, que pocos no tiene, antes que en avivar polémicas cuyas implicaciones van mucho más allá de unos simples trazos sobre el papel.

Pero esto no indica que los japoneses sean unos angelitos, ya hemos podido ver en ocasiones anteriores como el mercado sexual o erótico con jóvenes estudiantes japonesas menores de edad es un problema creciente y preocupante en Japón. No puedo evitar pensar que grandes industrias como la musical están tras este problema, fomentando el mercado de las idol y su virginal sencillez juvenil, estereotipos, por otro lado, que han estado presentes desde la era Heian en el ideal de perfección de la belleza, tanto femenina como masculina.

HeianLadyMuromachi

En fin, puede que sí haya conseguido levantar la polémica que quería la señora Boer-Buquicchio, al menos ha conseguido irritar a la comunidad otaku internacional ¿Y tú que opinas, taloniano? ¿Se tendrían que prohibir los mangas pedopornográficos? ¿Atentaría eso contra la libertad artística? ¿Son esos mangas un problema en el que centrarse o la elevada y creciente ola de delitos relacionados con la pornografía infantil en Europa y Estados Unidos es más urgente?

Fuentes: Wikipedia Maud de Boer-Buquicchio / Wikipedia pederastia en España / El comercio.es / Elcomercio.pe