el japon de murakami-001

Japón es un país curioso. Una tierra llena de contrastes, de contrariedades, de tradiciones y de mitos. Puntualmente llegan a nosotros libros que nos ayudan a entender mejor una cultura tan diferente a la nuestra, libros que nos abren una ventana a una parte de su historia, de su literatura, de su mitología de las costumbres de su sociedad actual. Sin embargo, y ahora modifico el formato de mi texto a uno más personal, estos libros que llegan a mis manos siempre me dejan el regusto de intranquilidad ¿Si esto existía y yo no lo sabía, cuantas otras cosas se me escapan sobre la cultura japonesa? La sexualidad de los samuráis y los actores de Kabuki que “El gran espejo del amor entre“ nos hace llegar a través de los textos de Ihara Saikaku, editado por la editorial Satori, pasando por las leyendas de la edad feudal japonesa de Lafcadio Hearn, de la misma editorial o el presente más actual reflejado en las obras de Murakami de Tusquets Editores son solo piezas de un rompecabezas que a veces me parece demasiado complejo para ser entendido, y a la vez eso mismo despierta en mi unas ansias de saber más, de conocer todo cuanto rodea a ese país que me tiene enamorada.

Una de mis mayores inquietudes es que me he sumergido en esta cultura sin tener ningún conocimiento previo, me he tirado a la piscina, en bomba y sin flotador, dando palos de ciego intentando resolver las cuestiones sobre la cultura que me abordaban cuando devoraba los mangas de Rumiko Takahashi o veía los reportajes de la televisión. Posteriormente, después de mi primer viaje a Tokio, los interrogantes plagaban mi cerebro descontroladamente en un rio de preguntas, a las que poco a poco he intentado dar respuesta ¿Por qué los japoneses son tan educados? ¿Siempre llevan kimono las japonesas? Dicen que en los entierros budistas se incinera… ¿Y en los sintoístas? Solo son algunas de ellas, pero a medida que conseguía resolver algunas, otras nuevas surgían. Me daba la sensación que aunque aprendía cosas nuevas faltaba una base de conocimientos generales, de esos básicos que parecen tan obvios que nadie te enseña, y que con ello podría comenzar a relacionar mis conocimientos, fruto únicamente de la curiosidad, y quizás resolver algunas dudas de las que estaba en mi cabeza desde el principio ¿Os ha pasado alguna vez lo mismo?

el japon de murakami-002

Y la solución llegó a mí por casualidad. Os voy a contar un secretito, cuando realicé el reportaje del Lolicon en Japón pedí ayuda externa, como buena ignorante que soy. Satori me recomendó uno de sus colaboradores y conseguí hablar con él por teléfono, en una charla que aún hoy recuerdo como una clase magistral de historia. Carlos Rubio fue paciente y entregado, y desde aquí quiero aprovechar para agradecerle su tiempo 😀  Me recomendó varias obras para poder introducirme en el comportamiento y educación sexual japonesa, entre las que se encontraba un libro suyo: El Japón de Murakami. Después de ver el índice de la obra no dudé un minuto en reservarlo en mi librería, y en poco menos de una semana ya estaba devorando sus páginas. Tengo poco tiempo y me avergüenza decir que he tardado casi cinco meses en terminármelo, sin embargo ha valido la pena dedicarle los pocos momentos de tranquilidad de los que he ido disfrutando desde el día que lo compré.

El Japón de Murakami de Carlos Rubio

¿Qué tiene esta obra de especial? El Japón de Murakami es un ensayo en el que el autor repasa minuciosamente las obras de este famoso escritor japonés en busca del reflejo en ellas de las costumbres, la historia, las tradiciones, la mitología y los rasgos de la sociedad nipona, actual y antigua. De hecho, Murakami solo es la excusa para mostrar al lector los aspectos más importantes de Japón. El ABC de la cultura japonesa condensado en una obra de 576 páginas.

el japon de murakami-003A diferencia de las obras que solemos analizar, El Japón de Murakami no es una novedad en el mercado, pero después de leerla y disfrutarla como una niña pequeña en una tienda de chuches, me he visto en obligación de darla a conocer para aquellos que aún no la hayan descubierto. No hace falta que os guste Murakami, como ya he comentado el autor solo utiliza sus obras como una herramienta para extraer los rasgos distintivos de la cultura japonesa, para posteriormente hacer un análisis más profundo.

En el Japón de Murakami encontraréis un análisis minucioso, perfectamente documentado y muy ameno sobre todos los aspectos de Japón que os podáis imaginar, desde la historia a las costumbres en la mesa, pasando por la escritura, el arte o las influencias confucionistas en la sociedad nipona. La religión, los grandes males de la sociedad moderna, la guerra Sino-Japonesa y un largo etcétera condensado de forma magistral, con un lenguaje que pese a ser riguroso y serio es cercano, ameno y muy entretenido. Si te gusta la cultura japonesa y quieres conocer más acerca de ella, las horas se te pasarán volando cuando te introduzcas en su mundo a través del reflejo de las obras de Haruki Murakami.

Carlos Rubio

El autor de El Japón de Murakami, Carlos Rubio, es doctor en Lingüística Aplicada por la Universidad Berkeley de California. Fue profesor de la prestigiosa Universidad de Tokio del 1885 al 1990. Actualmente es profesor de Literatura Japonesa en la Universidad Complutense de Madrid y de Cultura y Literatura Japonesa en Casa Asia de Madrid (queremos un movimiento de firmas ya para que se venga a Barcelona unos meses 😉 ). Como muchos lectores de Tallon4 ya os habréis dado cuenta, Carlos Rubio colabora también con Satori Ediciones como director de la colección «Maestros de la Literatura Japonesa», para la que elabora esas magníficas introducciones a las que siempre hacemos mención especial por lo mucho que podemos aprender a través de ellas.

Conclusión:

Como colofón final a esta reseña os dejamos con una entrevista que el programa Periodista Digital realizó a Carlos Rubio, en dónde podréis conocer más sobre el libro El Japón de Murakami y su autor 😉 Para los indecisos.