Recordamos el genial arcade de Treasure para Nintendo 64.

sin and punishment n64

Nintendo 64 cuenta con muchas joyas en su haber, y una de ellas es esta «rara avis» que tardamos en catar más de la cuenta: Sin & Punishment, canto del cisne de Treasure para la última sobremesa de Nintendo en utilizar cartuchos.

Se trata de un frenético shooter sobre raíles que vio la luz en el año 2000 en Japón, como parte del catálogo final de la consola. No obstante, nosotros no pudimos echarle el guante hasta su reedición en la Consola Virtual de Wii en 2007, donde pudimos descubrir esta auténtica joya. Ya unos años antes, en 2004, los jugadores chinos pudieron disfrutar del juego en iQue Player, consola diseñada por Nintendo en exclusiva para China.

Sin & Punishment nos presenta una historia apocalíptica situada en el futuro cercano. Debido al uso y abuso de los recursos de la Tierra, científicos de todo el mundo se ven obligados a crear una especie de animales mutantes que sirva de alimento para la humanidad. Se trata de los «ruffians», los cuales no verán con muy buenos ojos eso de ser convertidos en alimento. Comienza así una guerra devastadora entre «ruffians» y unos seres humanos cada vez menos deshumanizados. En medio de ese conflicto se encuentran nuestros protagonistas, Saki y Airan, quienes tratarán de sobrevivir ante el ataque de ambas fuerzas y a su vez descubren todo su potencial.

Bien, todo eso que os he contado en torno al argumento del juego no son más que unas pinceladas extraídas de nuestra amiga wikipedia y de diversas especulaciones y teorías de los fans. ¿El motivo? La historia de Sin & Punishment está narrada de una forma tan confusa y con tan pocos detalles que nosotros mismos tenemos que rellenar no pocos huecos de la trama, algo que ocurrirá nuevamente con su continuación, Sin & Punishment: Star Successor, en Wii.

No obstante, la jugabilidad es lo que importa en el titulo de marras, y eso teniendo a Treasure detrás es calidad asegurada. Frenetismo, dificultad capaz de intimidar al más pintado y unos jefes finales que quitan el hipo son marca de calidad del estudio, y aquí podemos verlo una vez más. No en vano es uno de los títulos más rejugables de todo el catálogo de Nintendo 64, precisamente por esa adicción insana «made in Treasure».

Os dejamos con los anuncios japoneses y chinos de Sin & Punishment. Y sí, la semana que viene os mostraremos los vídeos de su excelsa segunda parte.