Microsoft ha presentado una Xbox One de 1 TB y un nuevo mando, además de un adaptador para conectar el mando a los equipos con windows instalado, pero esto último tiene un ligero requisito: este nuevo mando de Xbox One solo pueda usarse con Windows 10.

La compañía ha encontrado una forma de “fomentar” su nuevo sistema operativo, y es de esas formas que tan poco nos agradan.

Así lo ha comentado un representante de Microsoft en Polygon, hasta hoy mismo no estaba dicha restricción, pero a partir de ahora ya sabéis lo que toca si queréis usar su mando.

xbox_720-3112278 yeoeomzwz2n7bxfe5jx7