forced memeNintendo lleva unos par de añitos (aproximados, no me machaquéis que es una frase hecha) mostrando sus cosas en Nintendo Directs: Que si actualizaciones, que si nuevos juegos, que si DLCs para Smash Bros (sí, de esos que no iban a existir)… Por lo que nos parece totalmente normal y lógico que para este E3 no hubiera muchas sorpresas. Y aunque Nintendo siempre suele ir un poco a su rollo, este año podemos decir que «ha perdido» el E3.

El año pasado si no fueron los mejores estuvieron ahí ahí: Vimos a Iwata y a Reggie dándose p’al pelo en su presentación del Super Smash Bros 4 Wii U/3DS, vimos el tráiler de The Legend of Zelda Wii U, vimos el flamante retorno de Bayonetta (y el hateo de los no-nintenderos) y creo que el nuevo Xenoblade, si mal no recuerdo.

En contraste, este año hemos obtenido por parte de nuestra «querida» Ninty nada más y nada menos que memes. Sí, que también ha habido juegos, pero en contraste con la presentación del año pasado, la de este se hace algo sosa, en la que Nintendo ha pasado un poco de salirse de su zona de confort, ignorando en gran parte lo que sus fans piden a los cuatro vientos. Todo el mundo se ha echado las manos a la cabeza, pero ¿ha sido un mal E3 para Nintendo? Vamos a repasarlo:

En primer lugar y como introducción nos han traído Starfox Zero. El cual parece que se aleja un poco de lo que fue Starfox Adventure y Assault, volviendo un poco más a su esencia, pero como asegura Miyamoto, renovándose con nuevas mecánicas, como la transformación de las naves para hacer los vehículos híbridos.

Amiibos, amiibos y más amiibos. Sí, soy una persona que está en contra de los DLCs, pero Nintendo tiene un punto a favor en este sentido. Por 15 euros tienes una miniatura de un personaje (que sí, podrían ser de una calidad superior, pero no están del todo mal) que interactúa con un montón de videojuegos, y cada vez con más, incluyendo Third Partys como Ace Combat o Skylanders.

Mario, Mario, y más Mario. Nuestro querido fontanero cumple 30 años y es la franquicia estrella así que era de esperar, videojuegos de Mario por un tubo, hasta el punto de hacerse crossover a sí mismo en «Mario & Luigi Paper Jam Bros«, mezclando las mecánicas de Paper mario y Mario & Luigi. Por otro lado un Mario Tennis (seguimos esperando otro Mario Soccer, Nintendo) y Mario Maker, un juego que dará que hablar, ya que aunque es una mecánica divertida, es algo que ya se lleva haciendo por internet desde hace tiempo.

Luego tenemos un batiburrillo de cosas buenas…: Tráiler del Fire Emblem Waifu, Xenoblade Chronicles y Yoshi’s Woolly World para Invierno este de 2015… Y cosas malas: De la saga TLoZ tan sólo un Spin-Off similar al Four Swords llamado Legend of Zelda: Tri Force Heroes (pobre Link Morado), sin rastro del de Wii U; y de Metroid otro Spin-off cooperativo, que no pinta mal juego, pero si mal Metroid: Controlaremos a un soldado random y haremos misiones cooperativas, con ayuda de amigos o de IA, peor incluso que Metroid Prime Hunters, a mi parecer; y de DK, Kid Icarus, F-Zero y otras franquicias importantes practicamente nada. Tampoco se ha visto nada de Project NX.

Como ya digo en el título, no ha sido una pésima conferencia para Nintendo, pero este año no han arriesgado apenas nada y sus competidores han apostado fuerte dejándola bastante a la sombra con juegazos como DOOM 4, Fallout 4, The Last Guardian, Horizon Zero Dawn, KH3, el Remaster de FF VII y muchos otros pelotazos que no nombro porque acabaría mañana.

Pero como siempre, Nintendo es Nintendo, así que puede que en una semana o dos se saque las gónadas golpeando la mesa flojito (que duele) pero haciendo mucho ruido en un Nintendo Direct. ¿Puede que Wii U se convierta en su Dreamcast particular? Habrá que estar atentos y detrás de ellos, como siempre.