Humor gamberro y desenfadado de la mano de Fandogamia Editorial, Álvaro Terán y su obra Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento.

Campamento Turbulento

Los lunes son un auténtico suplicio, una verdadera tortura que pone punto y final a unos días de merecido descanso (para quienes tengan la fortuna de no trabajar el fin de semana) llamados sábado y domingo. Pero hoy nos proponemos romper con esta monotonía sacándoos al menos una sonrisa (aunque sólo sea para fastidiar al dichoso lunes) con la novedad que Fandogamia Editorial ha puesto a la venta recientemente. Un volumen bueno, bonito y barato creado para darle un giro de tuerca a la actualidad, a la rutina o, simplemente, para distraerse un rato de la mano de un humor gamberro, surrealista, sano y desenfadado. Así pues, ¿estáis listos para coger la mochila y veniros con nosotros de campamento? Con todos vosotros, Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento.

“Aquí pillas una viñeta, te ríes, pasas a otra, te ríes, pasas a otra y, bueno, la siguiente igual es un poco mala…»

¿Quién no ha sentido alguna vez ganas de burlarse de algún suceso cotidiano? ¿O de alguna “historia” conocida? ¿O de los ricos? ¿O de los jugones? ¿O de aquellos que viven enganchados a las nuevas tecnologías? ¿O de aquellos que no saben respirar sin estar enganchados a alguna red social? ¿O de…? ¡De cualquier cosa! Porque hoy en día todo es susceptible de ser visto desde el punto de mira del humor. Un prisma que hace que la realidad, por dura, aburrida o simplemente “real” que sea, pueda convertirse en algo mucho más ameno y gracioso.

Campamento Turbulento

Eso es precisamente lo que ha hecho el autor de este volumen: reinventar la historia, las creencias religiosas o la realidad para mostrarla de una manera más amigable y graciosa. Álvaro Terán es la cabeza que ha dado forma a estas descaradas y divertidas ilustraciones que conforman Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento.

Cabe decir que esta loca idea nació en 2011 en forma de webcómic. Desde entonces, esta locura no ha hecho más que crecer, consiguiendo más de 30.000 seguidores en Tumblr y otros tantos en Twitter, Facebook y demás redes sociales. Para entendernos, Álvaro se dedica a subir casi diariamente una nueva viñeta y sus seguidores, cada vez más multitudinarios, se dedican a reírse y disfrutar. Sencillo, ¿verdad? Y Fandogamia Editorial, que siempre está a la caza de obras curiosas, ha decidido darle soporte físico a una selección de ilustraciones elegidas especialmente para que el comprador se ría por el módico precio de 6 eurillos. ¿Queréis saber cómo es esta edición de Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento? ¡Pues seguid leyendo, insensatos!

Edición de Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento por Fandogamia Editorial

La edición de Tricky Trapper Cap: Campamento Turbulento es realmente desenfadada y ligera al mismo tiempo, algo que casa perfectamente con el contenido de la misma. Este tomo único editado en formato rústica a color cuenta con un tacto sedoso sobre el que destacan tanto el nombre de la editorial que lo publica como el nombre del autor, así como el nombre de la obra y, por supuesto, el logo que identifica a la misma. Todos estos elementos mencionados están estampados sobre la cubierta, contando con un tacto plástico y resbaladizo. Si giramos el volumen, en la contraportada nos encontramos cara a cara con el cerebro de Álvaro Terán, el auténtico protagonista que ha creado las disparatadas viñetas que forman el volumen.

Campamento-Turbulento-04

Al abrir el tomo nos topamos con una parte de la cubierta (y la sobrecubierta) que se encuentra doblada hacia el interior. En ella se nos ofrece un retrato fiel del autor del volumen, así como una breve descripción de su obra y milagros en el mundo del “pinta y colorea” profesional. La parte interior de la cubierta y la sobrecubierta están rellenas por una serie de “garabatos” (muy bien dibujados) que asemejan una pizarra de colegio y que van abriendo el camino a lo que llegará a continuación.

Antes de comenzar a leer se nos ofrece un “Formulario de Inscripción” a rellenar en el que, además del nombre y fecha de nacimiento del “niño” que asistirá a este Campamento Turbulento, se deben facilita datos como las alergias que pueda tener el niño, si el niño es alérgico a otros niños, si es propenso a molestar con exigencias como el derecho a  comer, el derecho a dormir en una cama digna, el derecho a la intimidad o el derecho a la higiene, o si el niño toma algún tipo de medicamento o drogas (indicando cuáles, por supuesto). Toda una joyita que te saca la primera sonrisa. Y eso es sólo el principio.

Campamento-Turbulento-05

A continuación, y ya entrando por completo en materia, nos encontramos un total de 80 ilustraciones llenas de color y humor absurdo (o no tan absurdo) con las que el lector se reirá de la manera en que el autor se burla (siempre desde el respeto) de los nobles, de los otakus, de la muerte, de Frodo y Sam, de Foster la langosta, de los dinosaurios, de Pablo Picasso, de los robots, de la generación Call of Duty, de los coreanos, de las cucarachas, de Júpiter, de los vikingos, del demonio,… En definitiva, de todo lo que se le pone a tiro. Y si aún lo dudabas, te lo confirmamos: sí, hay que ser muy friki para disfrutar de Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento.

Finalmente, para aquellos que estéis pensando en adquirir este curioso compendio, informaros de que si lo adquirís en la web de Fandogamia Editorial recibiréis de manera totalmente gratuita dos chapas (elegidas de manera aleatoria) realizadas especialmente por Álvaro Terán con motivo de la salida al mercado de este tomo único de su obra. Dichas chapas se enmarcan dentro de la colección de “Distintivos de Campamento”.

Campamento Turbulento

Conclusión

Esperamos que esta reseña se haya amoldado a lo que supone en sí Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento, ya que es difícil hablar con seriedad de una obra de  estas características. Aparte del peculiar y elaborado estilo de dibujo de Álvaro Terán (que en mi caso me recuerda a una mezcla entre Los Simpsons, American Dad y Futurama), destaca la facilidad con la que el autor le da la vuelta a lo que damos por sentado para ofrecérnoslo de nuevo bajo una visión distinta y, desde luego, mucho más descarada y gamberra.

Asimismo, lo mejor de este volumen es que, a pesar de que se lee rápido, las viñetas son recurrentes y se pueden leer en cualquier momento, teniendo el mismo efecto en el lector que la primera vez que las echó un ojo. Esto se debe a que, en su mayoría, este volumen alberga viñetas disparatadas (aunque algunas son muy ciertas y reflejan bastante bien ciertos pensamientos o actitudes colectivas que, si se quiere ser políticamente correcto, no se pueden criticar en voz alta). Sin embargo, el dibujo da una libertad que le falta al lenguaje verbal y que puede hacer que las críticas sociales no estén tan mal vistas.

Tricky Trapper Camp: Campamento Turbulento es una obra nacida de una mente inquieta que no deja de inventar paridas y sacar de contexto ciertos elementos o situaciones con el único fin de entretener y hacer que el lector disfrute. También cabe destacar que muchas de las ilustraciones poseen contenido y textos no aptos para menores, por lo que es preferible que esta obra sea consumida por un público más adulto. ¡Advertidos quedáis! Y después de todo esto sólo queda una pregunta: ¿quién se ha quedado con ganas de más Campamento Turbulento?

Campamento Turbulento