From Software por fin ha escuchado al público y ha lanzado un parche para recortar la duración en las pantallas de carga de Bloodoborne. Concretamente lo que hace la versión 1.03 es bajar de los 15 a los 5 segundos, el tiempo que los usuarios tienen que quedarse con cara de estar esperando el bus mientras el juego decide cargar.  Aprovechando esto el equipo de From ha metido mano en otros molestos bugs que aparecían.

De modo que ya si todos están contentos con el excelente juego de fantasía oscura exclusivo de Sony.

Bloodborne-impresiones-01