Pocky and Rocky

La primera de las criaturas del bosque en hablar fue aquel ser de color marrón y formas redondeadas. Recuerda como, durante la fiesta de la pasada noche, un extraño, ataviado con un manto negro, apareció por el horizonte. Hablarle no sirvió de nada. La temible sombra utilizó sus poderes y la criatura quedó sometida a sus órdenes.

Más tarde, fueron las tortugas del lago quienes ofrecieron su versión de los acontecimientos. “No sabemos quién o qué es, pero le vimos hablar con una criatura en el cementerio”. Pocky y Rocky, deseosos de poner fin a sus malvados planes, decidieron ir hasta allí. En ese lugar, la fuerte nieble impedía ver nada y a los héroes no les quedó otro remedio que llevar los ojos bien abiertos…

 

 

Una aventura japonesa que traspasó fronteras

Pocky & Rocky es una aventura de plataformas, acción y fantasía, creada por Taito Natsume y lanzada en Japón en 1992. SNES fue la plataforma encargada de darle vida y, un año después, traspasaría fronteras, llegando a diferentes países de Occidente. Como su propio nombre indica, Pocky y Rocky son los protagonistas. La primera es una joven de corta estatura que habita en el santuario, con una gran habilidad en los lanzamientos y con la costumbre de arrastrase por el suelo para alcanzar más velocidad.

Pocky and Rocky SNES

Por su parte, Rocky es una de las criaturas del bosque, que acude a la chica en busca de ayuda. Al despertarse, descubre que a sus compañeros les ha ocurrido algo. Están más agitados de lo normal y, para colmo, al intentar calmarles, solo obtiene una reacción agresiva. Él solo no puede averiguar qué ha pasado ni evitar que éstos acaben destruyéndolo todo, por lo que ambos recorrerán diferentes rincones de Japón para devolver la paz al pueblo.

Aunque esta criatura no parece imponer mucho ni estar demasiado en forma (salta a simple vista que le sobran un par de kilitos), también puede arrastrar su barriga por el suelo, realizar ataques con decenas de hojas en un solo lanzamiento y utilizar su larga cola para golpear a los enemigos. Como juego individual, el jugador puede decantarse por uno de los dos para disfrutar de la aventura. Y, como apuesta multijugador, dos amigos pueden cooperar, en modo local, para salvar a todas las almas del bosque.

La historia comienza en El Santuario Embrujado, lugar en el cual el jugador queda advertido de que no tendrá ni un solo segundo de tranquilidad. Llamas, enemigos voladores, esqueletos, cíclopes y todo tipo de criaturas de lo más peculiares aparecen de la nada, persiguen a Pocky (o a Rocky) y se ocultan en grandes paquetes de regalo. Por suerte, estos regalos no siempre sirven como escondrijo para estos seres, ya que en ocasiones cuentan con bolas de poderes, que permiten incrementar la velocidad, la potencia de los disparos o lanzar bolas de fuego.

Pocky and Rocky juego

Como aventura lineal, solo existe un único camino a seguir en cada nivel, que finaliza con algo parecido a un jefe final o que cuenta con uno en mitad de él. Y es que cumple todos los requisitos para serlo. Es grande, se necesitan varios ataques para acabar con él y, además, le gusta mucho hablar y presentarse. Sin embargo, en realidad varios no son malos, sino que se trata de las criaturas a las que el extraño, apodado como Manto Negro, ha embrujado para que se revelen contra el bosque. A pesar de eso, no existe la piedad y los protagonistas no dudarán en pegarles palizas hasta que pierdan el conocimiento. Parece ser que no hay nada mejor que unos cuantos golpes para acabar con un encantamiento…

 

 

Píxeles que juegan con el colorido de la naturaleza

A El Santuario Embrujado le siguen El Bosque Encantado, que permite darse varios paseos en balsa por el mar y conocer a los gigantes, a las ramas enormes y las criaturas acuáticas y El Cementerio Misterioso, con sus respectivas calabazas, gárgolas, zombis, genios, masas viscosas, tumbas y, por supuesto, casa encantada. Un paseo por el cielo, no exento de batallas, dará paso a La Fortaleza, lugar en el que parece habitar al antagonista del juego.

Todas las habitaciones de este enorme castillo cuentan con sorpresas poco agradables y con más amigos para rescatar y criaturas aturdidas que liberar (suerte que, al igual que no recuerdan por qué estaban al servicio de Manto Negro tampoco se han enterado de las palizas recibidas por los protagonistas). Con todo ello, no es de extrañar que el jugador se harte de disparar y de luchar hasta llegar a la gran batalla final. Aunque, después de todo, quizás esta esperada batalla sea más floja de lo esperado…

Pocky and Rocky Manto Negro

Todos estos escenarios cuentan con un enorme colorido y con un gran número de detalles, ya sea en las decoraciones, en los habitantes de cada lugar o en la misma textura de suelos y paredes. Su estética pixelada se convierte así es uno de los principales atractivos de Pocky & Rocky, junto a su banda sonora creada por Hiroyuki Iwatsuki (que cambia en función de la emoción y del ambiente de cada nivel) y a su narración. Esta última es una de las claves y, sin ella, estaríamos ante una aventura muy breve.

¿Y qué hay de sus controles? Antes de empezar el primer nivel, el jugador cuenta con un poco de tiempo antes de que empiecen a aparecer oleadas de enemigos. Es en ese momento cuando puede probar todas las habilidades de su personaje escogido, algo que no le llevará más de quince segundos. Así, estamos ante un juego sencillo de manejar, pero que requiere de una gran rapidez y puntería y de una fuerte capacidad para esquivar los ataques, sobre todo en los niveles en los que el terreno se mueve. Aunque siempre está el truco de no soltar el botón de disparar mientras se avanza, algo muy útil si, además, se tiene la habilidad temporal que proporciona más disparos.

Aunque Pocky & Rocky cuenta con una historia algo predecible, su estética y su jugabilidad son intensas. Sus vistas desde arriba, el tiempo que corre en cada nivel y la puntuación son otros de sus principales atractivos, convirtiéndolo en un título imprescindible en cualquier colección retro. Como muestra, sus dos siguientes juegos que, aunque solo vieron la luz en un territorio mucho más limitado, sirven para continuar con las aventuras de dos de las criaturas que mejor se complementan en el mundo de los videojuegos. ¡Hasta el próximo Retromanía, talonianos!