En nuestro análisis de The Order 1886 descubrirás lo que le ha faltado al juego de Ready At Dawn para ser un título notable. Análisis de The Order 1886

¿Qué pintan el inventor Nikola Tesla, Jack el Destripador y una orden de caballeros en la Londres victoriana de 1886? Esta pregunta, que podría nacer de la boca de un cómico cutre, forma parte indispensable del argumento de The Order 1886, uno de los títulos exclusivos para PlayStation 4 más esperados por los jugadores. Su debut la semana pasada no estuvo exento de polémica, ya que su breve duración y algunas partes de su jugabilidad fueron una losa importante que le hizo obtener calificaciones discretas por parte de los usuarios y los medios del sector.

¿Serán sus defectos burdas exageraciones? ¿Se le habrá olvidado a Sony sacar la chequera para contentar a los medios? ¿Nos ha gustado a los redactores de Tallon4? Solo hay una forma de averiguarlo, leyendo este análisis.

 

The Order 1886: ¿fumada o genialidad?

Cualquier ser humano que mezcle en un mismo juego a personajes como Conan Doyle, Nikola Tesla, Jack el Destripador y el Rey Arturo ha de ser forzosamente un visionario o estar un poco loco. Pero nosotros no estamos aquí para juzgar por qué se ha escrito así la historia, sino para evaluarla, y os hemos de decir que su argumento y desarrollo, aunque algo previsible en ocasiones, nos ha gustado mucho.

The Order 1886 nos lleva de lleno a un pasado alternativo en una Londres victoriana. Allí, bajo las calles de Whitechapel y la majestuosidad del Támesis, una orden de caballeros está luchando contra rebeldes y licántropos para mantener a sus ciudadanos a salvo. Gracias al poder del Agua Negra, que les cura las heridas y les permite prolongar durante siglos su esperanza de vida, los caballeros continúan inagotablemente su lucha centenaria, aunque puede que la amenaza que les acecha actualmente sea demasiado para poder combatirla.

the-order-1886-002

El protagonista del juego y único personaje que podremos manejar es Sir Galahad, uno de los caballeros más respetados y nobles de toda la orden. Con él y con su grupo de fieles compañeros iremos conociendo poco a poco los pormenores de la trama y avanzando hasta las entrañas de una oscura conspiración.

 

Un shooter en tercera persona con mucha historia

Con una historia tan prometedora, repleta de personajes históricos y de grandes dosis de ciencia ficción, era normal que Ready At Dawn le diera un gran protagonismo. Este hecho nos ha recordado un poco a Irrational Games y sus fabulosos Bioshocks, aunque The Order busca una experiencia mucho más cinematográfica, presentándonos casi tantos momentos jugables como cinemáticos. Las escenas de vídeo, así como las secuencias QTE (Quick Time Events) en las que podremos interactuar con el juego pulsando el botón correcto del mando están muy bien plasmadas, con acertados planos y bien secuenciadas. Lo negativo de este punto, es que al ser un juego de acción, con escenas cinematográficas de larga duración se pierde el ritmo jugable, por lo que nos encontraremos en algunos puntos del juego deseando volver a desenfundar el revolver y seguir jugando en lugar de mirar. Y es que tened en cuenta una cosa: aproximadamente un 40% del juego son cinemáticas.

the-order-1886-005

 

Diferentes formas jugables

The Order 1886 mezcla varios conceptos en su jugabilidad. Además de los ya mencionados momentos QTE, el juego presenta momentos de acción y de exploración que se van alternando dependiendo de la situación. Los momentos de acción contra humanos están bien conseguidos, con un buen sistema de coberturas que recuerdan a los de Gears of Wars y un gran arsenal para el jugador que engloba pistolas, revólveres, rifles, escopetas, ballestas, armas futuristas y granadas. La inteligencia artificial de nuestros enemigos no es la panacea, pero de vez en cuando nos sorprenderán con algunos flanqueos interesantes.

The order coberturas

Ahora bien, si las escaramuzas contra los enemigos humanos son entretenidas, las que nos enfrentarán contra los licántropos son todo lo contrario. Nos encontraremos con un enemigo previsible, que siempre nos atacará de forma ordenada aunque hayan varios enemigos a la vez y que además a la hora de conseguir mordernos o envestirnos se retirará. ¿Para qué hace eso? Para darnos tiempo de levantarnos tranquilamente y volver a apuntar al mismo sitio por donde nos atacó la primera vez, ya que sorpresa sorpresa por allí nos atacará de nuevo. Este punto es, junto a su escasa duración (unas seis horas) y el poco ritmo jugable, lo que lastra el juego y hace que no consiga llegar a ser un título notable. The Order escenarios

En cuanto a los momentos de exploración se refiere, en The Order 1886 podremos recoger algunos objetos como cartas, audios, mapas y fotografías que nos expandirán su historia. Algunos de ellos están bien escondidos, por lo que tendremos que tener los ojos bien abiertos si queremos hacernos con el ansiado trofeo.

 

Impresionantes gráficos y un gran doblaje

The Order 1886 no pasará a la historia por disponer de una buena jugabilidad ni por haber inventado la rueda en el género de los shooters en 3D, pero si de algo puede estar bien orgulloso el juego de Ready At Dawn es por tener unos gráficos apabullantes. La sensación al comenzar a jugar es impresionante, y que todo es tan detallado y está tan bien hecho que uno no se lo termina de creer. Además, el juego no sufre de tirones ni ralentizaciones, y aunque es cierto de que dispone de franjas negras como truco con el que mejorar el apartado visual, estas no molestan ni lastran la experiencia jugable.

Pero lo que más me ha gustado de este apartado es su ambientación victoriana, toda llena de detalles y plasmada en el juego de forma exquisita. Además, se muestra el sexo y los genitales sin ningún tipo de pudor en varias escenas, algo imprescindible para narrar la época de libertinaje y excesos que se vivía en Londres en esos momentos.

the-order-1886-003

El doblaje también es un punto a recalcar, ya que está bien cuidado y no resulta forzado, algo que no siempre podemos decir de los títulos doblados al español. Eso sí, aunque los personajes principales disponen de actores de doblaje de gran calidad, algunas voces de personajes secundarios nos recuerdan de sopetón la cruda realidad con interpretaciones desganadas y sin carisma. Por fortuna, esas partes son menores y son más anecdóticas que destacables.

 

Conclusiones

The Order 1886 es un juego plagado de buenas intenciones que no se han conseguido plasmar en el resultado final. Sus puntos fuertes, entre los que destacan sus impresionantes gráficos, un más que digno doblaje al español y una gran historia, son eclipsados por una jugabilidad mejorable y una duración efímera para un juego de más de sesenta euros.

Sinceramente, tenemos la esperanza de que Ready At Dawn haya tomado nota de los defectos presentados y que sepa subsanarlos en sus próximos juegos o en un hipotético The Order 2. Nosotros creemos que hay talento y ganas para hacer un juego notable y estamos muy esperanzados con lo bueno de The Order 1886.

 

A favor

  • Su historia plagada de personajes históricos
  • Sus impresionantes gráficos y su magistral apartado artístico
  • El doblaje al español está bastante logrado

En contra

  • Su duración
  • La lucha contra los licántropos
  • El abuso de las cinemáticas

Nota

Nota-Talion-6coma5