Hace unos meses os hablamos de Megumi Igarashi, una artista japonesa que centraba su obra en un solo motivo artístico con mil y una aplicaciones, la forma de su vagina, así tal cual.

japanese-vagina-artist-megumi-igarashi-rokudenshi-ko-arrest-artworks-deko-man-3

Sin embargo las obras de Megumi están muy lejos de considerarse obscenas. Entre sus creaciones podemos encontrar camisetas con motivos «popart«, figuras en 3D y hasta una piragua.

Hace unos meses fue arrestada por «supuesta» violación de las (ambiguas) leyes de obscenidad japonesas. En aquel momento se le acusó de haber enviado a unas 30 personas los datos necesarios para imprimir en una impresora 3D la imagen de sus genitales. Sin embargo la pusieron en libertad sin cargos tras la apelación y por la presión popular, después que se recogieran miles de firmas para su liberación.

pussy-2

Pero parece que la justicia japonesa más conservadora ha puesto su punto de mira sobre la joven artista, y ha vuelto a arrestarla por distribución de datos «obscenos». Junto a Megumi también fue arrestada Watanabe Minori, escritora, activista femenina y propietaria de un sex shop dónde se exhibía el material «obsceno» de Megumi en una de sus vitrinas (estoy segura de que era lo menos obsceno de toda la tienda).

Pese a que la ley japonesa de conductas sexuales es una de las más ambiguas que existe, no justifica la persecución a la que se está condenando a Megumi Igarashi, la artista que decidió a modo de reivindicación y protesta social, poner la imagen de su vagina en todas sus obras… Y está claro, por la reacción de la justicia nipona, que tenía motivos evidentes para protestar sobre los tabúes que existen hoy en día en la sociedad japonesa.

Algunas obras de la artista:

2ecfa3df-38c5-460d-8c80-d3359176f166-460x3052 artistavagina2 Japanese-Artist-Megumi-Igarashi-arrested-3dprinting-5

Fuente: Tsundere Nation