Kitty Temple

Los gatos son animales muy queridos en Japón, pero como en todos los países también existen muchos gatos callejeros o abandonados. Hoy os presentamos la labor de los monjes budistas del Templo Gotanjo, en la prefectura de Fukui, que atienden a todos los felinos que llegan hasta el recinto sagrado, ofreciéndoles un hogar al que acudir, cuidados y comida.

El templo se ha convertido así en la residencia permanente de muchos felinos, tanto que los visitantes ya han rebautizado extraoficialmente a Gotanjo con el sobrenombre de «Kitty Temple«, o templo gatito. Los monjes alimentan y cuidan amorosamente a los animalitos, y lo turistas los acarician y juegan con ellos. Los gatitos, por su parte, se pasan el día, ya sea descansando o en la parte superior de la omikuji (caja de la fortuna), ronroneando al sol con la esperanza de que alguien les ofrezca una golosina ¡No saben poco los gatos!

Podéis ver un poco más sobre este curioso templo en el siguiente vídeo:

By okashin1118

Fuente: Rocket News 24