diablo-1

Casi desde que comenzamos nuestra andadura en 2011, cada domingo habéis tenido una cita en Tallon4 con El Retroanuncio, sección retro a la par que freak de la que un servidor se encarga. A lo largo de las semanas hemos visto todo tipo de anuncios: divertidos, vergonzosos, terroríficos, subidos de tono, drogadas «made in Japan». Todos ellos han tenido su punto en mayor o menor medida. Pues bien, olvidad todo eso, porque hoy os vamos traer el «retroanuncio patético».

Semejante título lo ostenta, para sorpresa de todos nosotros, la primera entrega de Diablo, la saga Action RPG de Blizzard que, tomando la fórmula de Gaunlet, daría lugar a una saga encargada de robar la vida social de muchos de nosotros durante años. Semejante franquicia debería tener unos anuncios a la altura, como así ocurre en el caso de Diablo II y Diablo III. Por el contrario, el anuncio del primer juego es tan vergonzoso como poco inspirado. De hecho, el propio Diablo parece un puñetero teleñeco que da más grima que otra cosa. No es de extrañar que fuera retirado de la televisión americana a las pocas semanas, y relegado al olvido dentro de la carpeta de extras de la primera remesa de Warcraft II.

«Disfrutad» con el anuncio, y ya sabéis, si queréis leer algo en condiciones de Diablo, no tenéis más que echar un vistazo al Especial Retromanía que le dedicamos hace tiempo.