Electronic Arts ha confirmado que los suscriptores de su servicio de pago EA Access, de momento exclusivo de Xbox One, tendrán la oportunidad de disfrutar del prometedor Dragon Age: Inquisition cinco días antes de su estreno oficial, el próximo 18 de noviembre. Un juego que tiene una pinta espectacular sin ninguna duda, y esperemos que en consola sea verdad que vaya a 1080p fluidos, ya sea a 30 o 60 fps.

1

De este modo, y como máximo durante seis horas, estos usuarios podrán probar a partir del 13 de noviembre la nueva aventura de rol desarrollada por BioWare, explorando la vasta región de Thedas en solitario o en su faceta multijugador.

Este nuevo servicio que ofrece EA, ha tenido una gran aceptación por parte de los consumidores, lo que personalmente me ha sorprendido bastante, ya que estas iniciativas de acceso anticipado a determinados juegos y que además sea de paga mensual o anual, siempre ha generado numerosas discrepancias entre los usuarios de consola fundamentalmente, por lo que EA sin duda con EA Access ha dado con una pequeña gallina de huevos de oro, y no tardará mucho en sacarlo primeramente para PS4, y tal vez se anime con el PC, pero como todo en esta vida: «Ver para creer».

2

Recalcar que EA Access es exclusivo de Xbox One, y  para aquellos usuarios de dicha consola interesados en obtener este servicio, lo tenéis por 3,99€ al mes, o bien 29,99€ al año.