Vampire

Vampire: The Masquerade Bloodlines es un juego que hizo escuela. Pese a sus irritantes bugs, sentó la base del rol occidental en muchos aspectos, adaptando el famoso juego de rol a los videojuegos de una forma sublime. Todo un ejemplo de cómo contar una historia y cómo desarrollar un personaje en un videojuego.

Pues bien, hace no mucho que un grupo de fans del título vienen haciendo un remake no oficial que distribuirían de forma gratuita; remake que, lamentablemente, no verá la luz nunca. Nos quedaremos sin esta esperadísima conversión creada de forma completamente altruista, ya que CCP (compañía que tiene todos los derechos actualmente) ha impedido que el remake tenga referencias y material  de Vampire: The Masquerade.

Para los creadores no tendría ningún sentido un remake del juego sin su contenido original, aunque también lanzan un mensaje tranquilizador afirmando que no dejarán de intentarlo. Para los fans, se nos ocurre un buen sitio donde  CCP puede meterse esos derechos.

Fue bonito mientras duró, aunque siempre nos quedará hacernos con el original, el cual puedes encontrar en Steam por un precio más que razonable.

Fuente: Project Vaulderie