Así-Habló-Zaratustra-02

“Dios no era más que un delirio del hombre. Una creación humana. No era algo que existía, sino algo en lo que se creía”. Esta afirmación tan aplastante da qué pensar, ¿a que sí? Con ella os damos la bienvenida a un nuevo mes temático que en esta ocasión será muy educativo. Para ello, durante marzo, Tallon4 y Herder Editorial se dan de la mano con el objetivo de acercaros a todos vosotros, otakus fans del manga, el anime y los videojuegos, un tipo de literatura que difiere de lo habitual pero que no por ello es de peor calidad, sino todo lo contrario. Así pues, os presentamos el manga que adapta la obra de uno de los grandes filósofos de todos los tiempos: Friedrich Nietzsche. Con todos vosotros, Así Habló Zaratustra.

“Dios ya no gobierna el mundo. Ahora es el hombre quien lo hace”

El Siglo XIX fue un periodo de innumerables cambios en diversas áreas, desde la producción en grandes fábricas hasta los campos de cultivo más tradicionales. También el pensamiento de la gente comenzó a variar, dando como resultado una renovación de la estructura social hasta entonces existente. Todo ello fue conocido como la Revolución Industrial que permitió al ser humano llegar a una sociedad más avanzada que llega hasta nuestros días.

En esta época de intensas modificaciones nace Zaratustra, un bebé al que sus progenitores abandonan en la calle. El niño es recogido por el pastor de una iglesia cercana, quien casualmente paseaba por la zona acompañado de su mujer. Creyendo que el Señor ha sido el artífice de su encuentro con el pequeño, los dos deciden llevarselo con ellos para criarle como si fuese su propio hijo.

Años después, el párroco y su mujer tienen un hijo biológico, Álex, quien no acaba de congeniar con su hermano y al que le acechan numerosas dudas existenciales. Por su parte, Zaratustra se ha convertido en un jovencito conflictivo que disfrutar atormentando a su hermano con la idea de que fue adoptado cuando era pequeño. Afición que desarrolla al tiempo que acompaña a su padre en las labores pastorales. Por ello, Álex no deja de rezar a Dios por que Zaratustra se equivoque y no sea él el niño adoptado del que todo el mundo habla.

Así-Habló-Zaratustra-07

Sin embargo, un incidente en un barrio suburbial hace que Zaratustra comience a cuestionarse todo cuanto creía. Unos cimientos que ya se tambaleaban, basados en las enseñanzas del pastor, y que acaban de fracturarse al descubrir que, en realidad, el niño abandonado al que sus padres recogieron de pequeño era él. Esa revelación no hace sino ayudarle a comprender que, a pesar de lo que la gente creyente afirma, Dios no es todopoderoso ni trae la salvación con su palabra, sino que ha llegado a un punto en el que necesita mendigar que los demás le escuchen y ayuden. Y ha llegado ha llegado a esa conclusión por sí mismo.

En ese momento de duda aparece Salomé, una mujer con intenciones poco claras que pretende ilustrar a Zaratustra para convertirle en alguien diferente capaz de cambiar la sociedad. Autoproclamada como mensajera del eterno retorno, Salomé consigue fomentar la semilla de la duda nacida en Zaratustra. Cuando el chico afirma ante su padre que Dios no existe, este le echa del seno de su familia, suceso que Salomé aprovecha para llevarse al joven consigo para adoctrinarle a su voluntad.

Así-Habló-Zaratustra-05

Al cabo de los años, Zaratustra reaparece convertido en un hombre que proclama la inexistencia de Dios. Un joven que ha terminado por coger asco al ser humano, a sus ansias de libertad, a sus ansias de igualdad. Un ser humano que no es capaz de comprender que la igualdad es un ideal imposible porque no todos somos iguales, sino que tienen que existir individuos que gobiernen y dirijan al resto (idea del superhombre). Y Dios no es una opción viable para ese puesto. Pero, ¿qué ocurrirá cuando Zaratustra se reencuentre con viejos conocidos de su pasado para descubrir que sus nuevas enseñanzas están derrumbando la perfección divina en la que la gente pensaba vivir?

Así Habló Zaratustra (Zaratustra kaku katariki)es un manga que se encuentra en la colección de Filosofía de Herder Editorial. Esta traducción en castellano de la editorial japonesa East Press Co. se presenta en un formato rústica con sobrecubierta. El tomo tiene unas medidas de 11.9 x 16.2 cm (al igual que el resto de mangas de la editorial). La obra está dividida en cuatro capítulos que desarrollan los principales conceptos que la definen: «el superhombre», «el camello», «el león» y «de las tres transformaciones».

Así-Habló-Zaratustra-03

Zaratustra, el ermitaño al que le dio por pensar

Así Habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie es un libro escrito por el filósofo alemán Friedrich Nietzsche entre los años 1883 y 1885. En esta obra, Nietzsche plasmó las ideas más importantes de su pensamiento. De esta manera, Así Habló Zaratustra está formada por un compendio de relatos y discursos, expresados de forma poética, de Zaratustra (personaje ficticio basado en el profeta y reformador iraní Zoroastro, fundador de la religión y filosofía denominada zoroastrismo, quien defendía el poder divino de Ahura Mazda, a quien consideraba el único creador increado de todo).

El libro original está dividido en tres partes que el autor publicó entre 1883 y 1884. En 1885 decidió publicar la cuarta parte de la historia, titulada Mediodía y eternidad. Esta sería la primera entrega de una nueva obra compuesta por otros tres volúmenes que no finalizó.

El discurso de Zaratustra a lo largo de toda la historia gira en torno a cuatro puntos de vital importancia que sustentan todo el pensamiento del filósofo alemán. Estos son la muerte de Dios, el Übermensch (superhombre), la voluntad de poder y el eterno retorno de la vida.

Así-Habló-Zaratustra-06

Al igual que en la religión, Zaratustra se presenta como un profeta con una sabiduría que excede los límites del ser humano. Este superhombre vive recluido en la montaña, un lugar que le proporciona la paz y tranquilidad necesarias para aceptar el curso natural de la vida sin temer la muerte, ni el más allá. Porque la idea principal es que Dios muere en el mismo instante en que el hombre se hace dueño de su propia existencia y de su propio futuro, lo que le permite convertirse en el suprahombre que pronostica. Además, Zaratustra hace las veces de un visionario capaz de conocer lo que ocurrirá. Cuando se ve capacitado, el sabio abandona su refugio para difundir sus conocimientos a la gente llana.

Friedrich Nietzsche, el filósofo que nos abrió los ojos

Friedrich Wilhelm Nietzsche nació el 15 de octubre de 1844 en Weimar (Alemania). Gran poeta, músico y filólogo, destacó en su labor de filósofo, lo que le hizo convertirse en uno de los pensadores modernos con más influencia en el Siglo XIX. Su trabajo sobresalió en su campo por la intensa crítica de la cultura, la religión y la filosofía occidental a través de la deconstrucción de los conceptos que las forman y dan sentido. Esta deconstrucción fue posible gracias al análisis de los valores éticos del ser humano.

Considerado uno de los tres “Maestros de la Sospecha” (junto a Karl Marx y Sigmund Freud), Nietzsche influyó en el pensamiento y el trabajo de diversos teólogos, antropólogos, filósofos, sociólogos, psicólogos, poetas, novelistas y dramaturgos que vieron en él una fuente de inspiración. La idea que más hondo caló en sus sucesores fue la de “Dios ha muerto”, con la que se resume toda la reflexión del filósofo alemán.

Así-Habló-Zaratustra-04

Conclusión

Alguien me dijo hace tiempo que la historia es un enorme reloj de pared. Mientras el tiempo pasa (más despacio o más deprisa), el péndulo oscila de un lado a otro. Cuando se halla en un extremo la humanidad sufre un gran acontecimiento que la sacude hasta los cimientos (guerras, crisis económicas, depresiones). La situación comienza a estabilizarse mientras el péndulo se mueve hasta el otro extremo, el cual representa la tranquilidad de la especie (bonanza económica, tiempo de paz). Pero ese periodo es sólo un breve respiro que se le concede al ser humano para prepararle para el siguiente cataclismo que le hará sucumbir nuevamente ante su propia impotencia y debilidad (nuevos conflictos). La peculiaridad de esto es que, aunque los hechos se repiten y suceden en el tiempo, los protagonistas cambian. Pero, ¿qué ocurriría si los hechos fuesen repetidos una y otra vez por los mismos actores debido a la idea del eterno retorno? Algo así es lo que plantea Zaratustra en esta reflexión que invita al lector a sumarse a su pensamiento.

Por otro lado aparece una nueva idea a tener en cuenta. Siempre se ha definido al ser humano como un ser social. Pero, más importante que eso, el hombre tiene una serie de valores que organiza en una jerarquía en la que se basa su modo de vida, su manera de actuar, de pensar y de entender el mundo en sí mismo. Sin embargo, ¿qué ocurriría si, de pronto, todo en lo que creías se derrumba ante tus propios ojos? Si alguien llegase pregonando una realidad que tumba por tierra los pilares de nuestras creencias, ¿estaríamos preparados mentalmente para soportar y afrontar las consecuencias de semejante revelación?

Otro punto destacable lo constituye el referente a la religión. Es un hecho constatado que los fieles de la religión cristiana están descendiendo en Europa. Esto no sólo se debe a la falta de creencia religiosa, sino que también influye el hecho de que la gente cada vez es más consciente (o eso creen) de que se encuentran solos en el universo, de que si desean conseguir algo deben esforzarse por conseguirlo (a través de métodos que no siempre son del todo éticos o legales). La Iglesia defiende la existencia de Dios, quien se encuentra en todas partes y en todas las personas. Pero si la gente no cree en él, este deja automáticamente de existir (es algo así como cuando eres niño y tienes miedo a los monstruos pero al crecer dejas de temerlos porque comprendes que no existen. O, mejor dicho, dejan de existir porque ya no se cree en ellos).

En definitiva, Así Habló Zaratustra es un manga que cuenta con múltiples lecturas y al que se le pueden sacar distintos significados con el paso del tiempo y en relación a diversos aspectos.  Una obra que invita a pensar en conceptos e ideas que nos suelen pasar desapercibidos en nuestro día a día pero que están ahí, invisibles, al igual que el aire que respiramos y que tan necesario es para la vida en sí. Porque el ser humano necesita creencias y valores que guíen su rumbo y le ayuden a convertirse en alguien digno capaz de aceptar la realidad tal y como es.

Además, este tomo posee una traducción especialmente cuidada que facilita la lectura. En cuanto al dibujo, cabe mencionar el parecido del joven Zaratustra con Álex (protagonista de La Naranja Mecánica), un joven conflictivo que acaba siendo víctima de sus propios actos (¿casualidad o influencia recíproca?). En general, el dibujo refleja de una manera simple pero precisa las ideas básicas de la obra, ya que en esta ocasión lo importante es el contenido del manga. Así, los trazos definidos y cuidados de la historia quedan en un segundo plano.

Esta es una de esas obras que fueron hechas para pensar y que forman parte de nuestra historia, de nuestra cultura y de nuestra sociedad. Porque, como dice Herder, “lo que sí sabemos es que son muchos los jóvenes que leen cómics y pocos los que se atreven con un libro de filosofía”. Así pues, ¿quién se atreve a aprender de manera divertida gracias a nuestro hobby favorito y a la apuesta de Herder por este género?

Así-Habló-Zaratustra-08