Naughty-Dog

Neil Duckmann tiene la picha hecha un lío… La duda está entre crear una secuela del popular The Last of US o una IP completamente nueva que nos vuelva a dejar con el culo roto. Todo esto, mientras la mayoría de Naughty Dog trabaja a destajo para sacar cuanto antes el nuevo Uncharted para PlayStation 4.

Duckmann, ha dejado bien claro que los recursos con los que cuentan son limitados, por lo que la opción de ir adelante con las dos historias no es viable. Además, asegura que la inspiración para la creación de una nueva IP está aún por llegar, por lo que a día de hoy, parece más cercana la idea de la segunda parte de The Last of Us que la de un juego hecho desde cero.

Vista la calidad de los últimos juegos de estos fenómenos, igual nos da una opción que otra. ¿Cuál es tu opinión al respecto, taloniano?

Fuente: Eurogamer.net