Gaikai SCE Sony

El CES de Las Vegas no nos ha dejado ni digerir los 300 kilos de polvorones engullidos durante las pasadas navidades, ya que en él, el presidente y CEO de SCE, Andy House, ha revelado una noticia que nos ha cortado la digestión (para bien) a muchos talonianos: el anuncio de PlayStation Now, un nuevo servicio que permitirá jugar a juegos por streaming en dispositivos PlayStation utilizando la tecnología de la nube de Gaikai.

Con PlayStation Now, o PS Now para los amigos, podremos jugar a grandes éxitos y juegos clásicos del catálogo de PlayStation 3, primero en PlayStation 4 y PS3, y después en PlayStation Vita. El servicio también será compatible con algunos modelos de Sony Bravia y en un futuro podremos utilizarlo en dispositivos de Internet que no sean Sony.

PS Now

Según el PlayStation Blog, las características más relevantes de PS Now son las siguientes:

  • Jugar a videojuegos instantáneamente en múltiples dispositivos, de manera similar a como se reproduce televisión, música y películas.
  • Reproducir juegos completos en todos los dispositivos PlayStation compatibles, como PS4, PS3 y PlayStation Vita además de dispositivos que no pertenezcan a PlayStation, comenzando con los modelos BRAVIA TV de 2014 y expandiéndose a otros dispositivos conectados a internet.
  • Jugar siempre a la versión más actualizada de tu juego. Al estar los juegos almacenados en la nube, puedes llevarlos contigo. Simplemente identifícate con tu cuenta Sony Entertainment Network en un dispositivo compatible y tus juegos y tu progreso estarán ahí disponibles.
  • Alquiler de juegos específicos.

¿Pinta bien, verdad? Pues ahora las malas noticias. Por el momento, PS Now comenzará un programa de prueba exclusivamente en USA a finales de enero, estando disponible de forma completa en dicho territorio en verano. La fecha para su implantación en territorios PAL es todavía desconocida, ya que el servicio de banda ancha en Europa es más lamentable complejo debido al gran número de ladrones operadores diferentes y bajas distintas velocidades de conexión en cada país.