Tomb Raider

Crystal Dynamics, responsables de Tomb Raider, aún siguen en su empeño de convencernos para comprar las nuevas versiones de PS4 y Xbox One. Este juego, que llegará el 31 de enero bajo el «original» nombre de Tomb Raider: Definitive Edition, es la ocasión perfecta para aquéllos que no han probado este juego, pero ¿acaso merece la pena pagar un dineral para ver cómo luce la misma historia en las nuevas consolas?

Aún así, el productor ejecutivo de la compañía, continúa insistiendo en las novedades gráficas que ofrecerán ambas versiones (ni que en PC se viese mal). Texturas realistas, mejor iluminación, un nuevo sistema de partículas, más detalles en los escenarios y mejoras en los personajes son algunas de las novedades que ha explicado. Y no dudamos en su sistema de partículas, pero seguimos sin estar ante un juego nuevo.

Las únicas novedades en cuanto a contenidos serán mapas descargables, armas diferentes y cuatro personajes nuevos en el modo multijugador, así como nuevos trajes, un libro de arte, la copia digital del cómic y un documental. Y bueno, no olvidemos que podremos manejar el menú mediante controles de voz en Xbox One y que el mando de PS4 se iluminará al encender la antorcha… Si es que la lucecita vale su precio en oro.