House-Of-the-Dead-Overkill-Wallpaper-1680x1050

El hecho de que consideremos a la pobre Wii como una consola «legalmente muerta», nos abre numerosas puertas aquí en el Retroanuncio. Por eso queremos aprovechar, ahora que ya le queda poca cancha a The House of the Dead de nuestra sección dominical, deleitándoos con la última entrega hasta la fecha: The House of the Dead: Overkill, toda una oda a la caspa y a la serie Z que podemos disfrutar desde 2009.

Aunque canónicamente se considera una precuela del resto de entregas de la saga, Overkill se caracteriza fundamentalmente por el tono autoparódico y chabacano del que hace gala. Inspirado en la dupla Grindhouse de Quentin Tarantino y Robert Rodríguez, Overkill nos deleita con un gore ultracasposo, con alguna que otra dominga que se escapa y una retahila de burradas tan grande que logró que el juego entrara por la puerta grande en el Libro Guinness de los Récords.

Nosotros encarnamos al Detective Washington y a un novato Agente G, quienes deben detener a los mutantes (nunca se les llama zombis a lo largo de la aventura) del malvado Papa Caesar. Todo ello mediante la jugabilidad clásica de la franquicia, aunque con una dificultad algo más suavizada, por desgracia.

Eso no quita que The House of the Dead: Overkill sea una joyita  que debéis probar, ya sea en la versión original de Wii, o en las distintas revisiones que ha tenido a lo largo de los años en Playstation 3, iOS, Android y la última en PC como extra en el nuevo The Typing of the Dead. Y recordad: They came for brains… You’ll give them bullets!