xbox-kinect-privates-sensor

Mucho cuidado, machos cabríos que estéis pensando en compraros Xbox One y queráis usar Kinect delante de mujeres, ya que en lugar de mostrar vuestras dotes bailando, a lo peor enseñáis algo de lo que estéis mucho menos orgullosos: vuestro pene.

De este peculiar problema se ha percatado Mark Wilson, desarrollador de Fast Company Design, el cual se dio cuenta mientras testeaba el sensor de movimiento de que este le había captado su miembro viril, el cual podéis ver resaltado en la imagen de cabecera con un circunferencia (ya son ganas).

Talonianos, nosotros sabemos que no tenéis problema para presumir de miembro, ya que está demostrado que el tamaño del paquete de nuestros lectores está por encima de la media de Mozambique. Tan solo lo decimos para que aviséis a vuestros amigotes que leen páginas como una que comienza por Me… de que pueden hacer el ridi.

Fuente: Geekologie