cena-halloween-002

¡A quién no le gusta celebrar una fiesta! Para muchos de nosotros además Halloween es una fiesta doble, ya que coincide con el Salón del Manga de Barcelona, y la noche del 31 de octubre suele ser la más especial: los amigos se reúnen después de un día agotador en el Salón y se van de cena. Los grupos de compañeros inseparables, o los colegas que solo se pueden reunir por estas fechas, ya sea por razones geográficas o laborales, inundamos por esas fechas los restaurantes japoneses más conocidos de Barcelona, muchos aun con el cosplay (con la excusa de la noche de Halloween). Pero no todas esas reuniones se celebran en restaurantes, muchas se hacen en las casas, para cenar en la tranquilidad, el desasosiego y la comodidad del hogar. Para todos aquellos que estáis pensando en hacer una cena de Halloween/Post-Salón del Manga en casa (y para los que no se os había ocurrido hasta ahora) hemos creado una serie de 5 especiales, diferenciados por temáticas, para ayudaros a preparar la mejor cena de miedo japonés de la historia.

Los 5 reportajes estarán centrados en: la decoración de la casa o la habitación, el disfraz o cosplay, la decoración de mesa, las recetas más sugerentes y por último el gran fin de fiesta: juegos de mesa, videojuegos y películas para una velada terroríficamente divertida.

Este primer especial lo hemos querido centrar en la decoración y la ambientación de la casa, por que aunque parezca algo superficial y sin importancia, una decoración adecuada transforma tu hogar y crea el ambiente perfecto para que la gente se integre en la fiesta nada más pasar por la puerta.

 

Vestir el lugar

Primero de todo tenemos que dar a nuestra área un fondo, algo sencillo, pero que cree el ambiente de noche japonesa que estamos buscando. Nos tenemos que alejar un poco de las ideas generalizadas occidentales como velas, calabazas o calaveras si queremos que tenga ese toque de terror oriental.

Primero tenemos que quitar luz a la habitación, al menos para recibir a los invitados. Quién tenga instalado un regulador de luz lo tiene muy fácil bajando la intensidad, pero si se tienen varias luces en la habitación la opción a tomar es dejar encendida sólo la que menos alumbre. Algo más original, pero costoso, sería colocar linternas en macetas donde anteriormente hayamos plantado unos brotes altos de bambú, colocando la luz mirando al techo. Esta solución ofrece luz tenue, focalizada y además crea las sombras alargadas muy tétricas e inquietantes de las plantas de bambú. ¡Sencillamente genial!

ambiente japonés

Una idea sencilla pero eficaz para iluminar y a la vez decorar son las linternas de papel que ahora suelen vender mucho en las antiguas tiendas de “todo a 100”. Si puede ser mejor comprarlas blancas o rojas para que transmitan mejor la idea de cultura tradicional que acompaña el terror japonés. Otro recurso podría ser decorar la habitación con brotes de bambú en jarrones, y como no, el recurso más utilizado para vestir una habitación terrorífica… las telas de araña! Muy fácil de encontrar en cualquier tienda que venda productos de decoración para fiestas o los comúnmente llamados chinos.

 

Los detalles son la clave

Una vez hayamos creado en la habitación el toque tradicional y oscuro que queremos que transmita es momento de poner esos pequeños detalles que harán que deje de ser inquietante y se transforme en terrorífica.

Un recurso muy sencillo es crear siluetas de cartulina blanca y negra, con los ojos recortados (detalle clave para que transmitan inquietud). Existen muchas figuras en las que os podéis basar, el único freno es vuestra imaginación: yôkais, sombras de yureis de pelo largo, la cabeza de un niño que asoma por la ventana o un cuervo son algunas de las ideas que os ofrecemos.

cena-halloween-001

Los fuegos fatuos también son algo que está muy presente en la mitología japonesa. Sí, esos fuegos de llama azul, también muy fáciles de hacer con cartulinas y que pueden quedar muy bien como decoración en una pared. Pero sobre todo sed originales y haced interactuar los recursos fijos de vuestro hogar (sofás, muebles, cuadros, etc) con aquello que pongáis para decorar, como por ejemplo poniendo en el marco de la puerta una de esas siluetas medio asomadas, o en el marco de la ventana enganchar uno de los cuervos.

Desde luego siempre está el recurso de construir tu propio fantasma japonés. No es difícil hacerlo con pocos recursos, rellenando camisetas para hacer el cuerpo y un globo como cabeza, que quedará completamente tapado con la peluca negra. También se puede hacer de cuerpo entero y esconder en el lavabo para cuando uno de nuestros invitados tenga una urgencia ^.^

cena-halloween-004

Los balcones o ventanas pueden ser una fuente inagotable de ideas, con siluetas de pájaros mirando fijamente al interior, niños asomados mirando dentro, manos de niño estampadas por los cristales, poner una soga trenzada con amuletos blancos colgando para que entren los malos espíritus que se despiertan en la noche de Halloween…

Como colofón podéis intentar poner una puerta de templo decorando la entrada a vuestra casa, o la entrada al comedor.

Aquí finaliza nuestro primer especial para ayudaros a crear la mejor cena de Halloween tematizada de terror japonés. Tenéis mogollón de deberes. ¿Los habréis terminado para la próxima semana cuando os demos ideas sobre los mejores cosplays? ¡Seguro que sí!