soul-calibur-characters-1

Welcome back to the stage of history! ¡Una nueva tanda de especiales llega al Retroanuncio! Después de haber desgranado todos los anuncios dedicados a Resident Evil y dos semanas de hiato con nuevas y bien recibidas chorradas,  este domingo estrenamos un nuevo especial, que estará dedicado, como bien podéis ver, a Soul Calibur, una de las sagas de lucha versus más importantes de la industria (aunque últimamente parece que en Namco-Bandai lo han olvidado).

Sin embargo, antes de ser rebautizada como Soul Calibur, esta saga de almas y espadas (y posteriormente tetas) comenzó bajo el título de Soul Blade (Soul Edge en Japón). En 1995, Namco lanzó en los salones recreativos un juego de lucha tridimensional realmente innovador, en el que los personajes tenían una amplia libertad de movimiento frente a Tekken y otras propuestas. Los personajes llevaban todo tipo de armas blancas (dagas, katanas, espadas bastardas, nunchakus) y podían salir del ring, con lo que eran eliminados directamente.

Al año siguiente, Playstation recibió su correspondiente port, el cual mejoraba enormemente la recreativa, con numerosos modos de juego adicionales, personajes extra, así como varios finales alternativos para los mismos y armas secretas. El éxito del juego fue tal que en 1998 llegaría su secuela: Soul Calibur.

La historia terminaba justo donde terminaba su antecesor: Cervantes ya no es el dueño de Soul Edge. En su defecto, el mercenario Siegfried es quien porta la espada maldita, transformándole en la deformidad conocida como Nightmare. Numerosos guerreros de todo el mundo tratan de arrebatarle la espada, a lo que hay que sumar los rumores de otra espada, totalmente opuesta a Soul Edge y que traerá la paz al mundo: Soul Calibur.

El sistema de combate fue pulido de arriba a abajo y su cambio más radical es el 8-Way Run, que permite al jugador desplazarse por el escenario en cualquiera de las ocho direcciones posibles, abriendo un enorme abanico de posibilidades jugables nunca vistas hasta entonces en el género. La cifra de personajes se dobló frente a su antecesor y el apartado técnico mejoró tanto que Playstation se quedó corta, por lo que el port de rigor hubo que llevarlo un año después a Dreamcast, la por entonces flamante 128 bits de Sega.

¡Y menudo port! De esos que hacen sonrojar a más de la mitad de los juegos de hoy en cuanto a modos de juego opciones. Especialmente destacado era el modo historia, similar al Edge Master Mode de Soul Blade, solo que mucho más largo. Años después iOS y Xbox 360 recibirían su correspondiente versión de Soul Calibur, aunque careciendo de todos los extras con los que pudimos gozar en Dreamcast, motivo por el cual la versión para la consola de Sega se convierte en la mejor de cuantas han salido hasta el momento del primer Soul Calibur.

Sin más dilación, cortamos la palabrería y os dejamos con los anuncios tanto de Soul Blade como de Soul Calibur. ¡Hasta la semana que viene, talonianos!

http://youtu.be/Hc8NUOn4G0I