Kinect

Con motivo de la Gamescom hemos podido conocer como se las ingenia Kinect en Xbox One para reconocer nuestras caras. El juego Kinect Sports Rival precisa de nuestra cara para realizar el avatar más parecido a nosotros para así poder competir con él. Para ello, debemos quedarnos quietos unos segundos mientras unos puntitos empiezan a dibujar nuestra cara en la pantalla…

La verdad es que esas partículas en la pantalla a lo bebé en una ecografía dan un poco de miedo y podrían considerarse lo más «espectacular». Después, por arte de magia, nuestra cara ya está en la pantalla. ¿Espectacular? Pues bueno… hay que reconocer que el parecido es apreciable, pero de esas partículas atómicas que parecían anunciar una increíble revolución, esperábamos mucho más.

Aquí os dejamos el vídeo, para que juzguéis por vosotros mismos.