capitan-obvious-tallon4

Ubisoft acaba de confirmar a través de su presidente de ventas y marketing, Tony Key, que la leche es de color blanco y que los pájaros hacen pio pio, o lo que es lo mismo, que la compañía gala no va a crear ningún juego que no pueda ser transformado en franquicia.

«Absolutamente. Eso intentamos en todos nuestros juegos. Ni siquiera empezaríamos si no creyéramos que podemos sacar una franquicia de todo eso. Se terminó eso de crear algo y luego olvidarlo, sale demasiado caro.

Creemos que estamos en el buen camino con Watch Dogs, pero hasta que no hagamos de él el mejor juego del año no vamos a estar satisfechos.

El año pasado nos pusimos las botas en el E3 porque fuimos los únicos que mostramos un juego next-gen. Watch Dogs para nosotros es realmente una franquicia, ya que estamos tocando un tema que a la gente le importa, mucho más ahora que ha saltado el escandalo con la NSA PRISM».

¡Sorpresa! No nos habíamos dado cuenta después de ver un nuevo Assassin’s Creed, Just Dance, Rayman, FarCry y Splinter Cell cada dos por tres. En fin chicos, ¿qué pensáis de la noticia? ¿Vivan las secuelas o arriba los juegos con principio y final cerrado?