Después de la bomba que nos cayó a todos ayer por la mañana al saber qué Nintendo se auto eliminaba de hacer conferencia alguna en el E3 de este año, horas más tarde Satoru Iwata, presidente de Nintendo, reconoce que la cosa no «pintaba bien» para  Wii U y  3DS.

El director de Nintendo ha dejado claro con sus propias palabras lo siguiente: «En Estados Unidos y en Europa no hemos sido capaces de mantener la expectativa con Nintendo 3DS después de Navidad, así que la cosa no pintaba bien al comenzar el año. Sin embargo, con Fire Emblem Awakening en Estados Unidos y Luigi’s Mansion 2 en USA y Europa, se ha visto una buena recepción». Iwata-san continua explicando que las ventas están mejorando y siendo progresivas a raíz de estos lanzamientos, a lo que promete incrementar el catálogo de juegos antes del verano para hacer de 3DS una máquina «más visible».

Sobre la consola de sobremesa Wii U, Iwata-san explica lo siguiente: «La falta de lanzamientos ha terminado afectando a las ventas de la máquina durante los meses posteriores a la navidad». «Pensábamos que la consola iba a tener más presencia en el mercado, pero la situación actual demuestra que necesitamos esforzarnos más para conseguirlo».

Al final y contra todo pronóstico, Michael Pachter, el gurú más famoso y bocazas de la red, acabará teniendo razón en su última predicción.