Ouya ya está en manos de los desarrolladores y ya han comenzado a llegar los feedbacks positivos y negativos sobre la nueva consola open-source. El que más quejas ha ido acumulando ha sido el mando de la consola, algo que ha escuchado y entendido la compañía, y que ha decidido cambiar en su versión final siguiendo el consejo de los desarrolladores.

El punto más importante que ha sido modificado son las crucetas, las cuales ahora disponen de un nuevo modelo con una mayor precisión. Otros aspectos que han sido añadidos es una mayor precisión en la pantalla táctil, se ha modificado levemente la posición de los gatillos, se han recubierto los joysticks con goma y se ha mejorado la batería.

A pesar de estos cambios, la consola sigue prevista para principios del 2013, por los que tengamos una unidad reservada, como es nuestro caso :), no tendremos que sufrir ningún retraso en la llegada de esta peculiar consola.

Fuente: Kotaku