En un juego de Super Mario se llegan a asesinar a miles de enemigos, siendo la mayoría de ellos indefensos Goombas que mueren espachurrados bajo las botas del fontanero. Con toda esta crudeza, ¿alguien ha pensado alguna vez que esos pequeños enemigos pueden tener familia?

Pues sí que la tienen, ya que se enamoran y viven de una forma parecida a la nuestra, jugando a videojuegos, viajando y teniendo hijos. Mirad el siguiente vídeo y pensadlo 2 veces la próxima vez que vayáis a matar a un goomba, ya que podéis dejar destruida a una familia 🙁

{youtube}nfLS4nt5aQw{/youtube}