Lekki, una empresa francesa especializada en restaurar y vender viejos dispositivos electrónicos, ha anunciado que va a comenzar a comercializar unidades PAL de SNES.

A pesar de ser unidades antiguas, que previamente han sido reparadas, limpiadas y testeadas, las consolas tendrán un toque especial, ya que estarán disponibles en color naranja, verde, azul y amarillo. ¿Tienes pensado comprarlas? Pues no vayas tan rápido, ya que cada unidad costará la friolera de 150 euros, aunque visto el trabajo que hay detrás y el resultado final, creemos que vale la pena para tenerla en un lugar privilegiado de nuestra colección. A nosotros nos gusta la verde, ¿y a vosotros?

Fuente: Kotaku