Los usuarios españoles estamos acostumbrados a comprar colecciones de manga y complementarlas con figuras, libros de arte y algunos posters de nuestros personajes favoritos. ¿Hay algo más a parte de eso? Pues sí, ya que en Japón, meca de manganime y del frikismo en general, existen muchos más complementos para casi todas las series populares.

Quizás el mayor de ellos son los tomos especiales de manga, los cuales recopilan grandes cantidades de información, gran parte de ella inédita, en la que podemos encontrar entrevistas con los autores, bocetos desechados, curiosidades de los protagonistas y una infinidad de rarezas que hacen perder la cabeza a los más otakus. Este tipo de pequeños tesoros con forma de libro no suelen pisar nuestro territorio, ya que su proceso de traducción es titánico y tiene un público menos reducido que los mangas normales. Por fortuna, existen excepciones que sí llegan a territorio español, y una de ellas justo aterrizó en nuestras manos en el salón del manga gracias a Norma Editorial. En efecto, estamos hablando de Bakuman Characterbook.

 

 

Como muchos de vosotros sabréis, Bakuman es un manga creado por Takeshi Obata y Tsugumi Ohba, dos mangakas que sorprendieron y zarandearon con fuerza el género con su obra Death Note. En Bakuman, los senseis dejan de lado el género policíaco y nos sorprenden con un manga sobre la vida de Akito Takagi y Morikata Mashiro, dos jóvenes que quieren llegar a lo más alto como dibujantes de manga. Dejando a un lado algunos paralelismos interesantes entre autores y personajes, como que ambos forman un duo, ocupándose uno del dibujo y otro del guión, Bakuman dispone la esencia que un día hizo famosa a Death Note, ya que posee una elaborada trama, incluye fulgurantes giros argumentales y dispone de personajes carismáticos para parar un tren. Pero no hablemos más de la serie, que para eso ya tenéis nuestro manganálisis en la misma Tallon4, y centrémonos en el contenido de Bakuman Characterbook.

 

¿Qué es Bakuman Characterbook y qué me va a aportar como fan?

Bakuman Characterbook es un libro de 225 páginas en formato rústico con sobrecubiertas y de medidas 17,5 X 11,5 cm. Nada más abrir el libro nos encontraremos con un gran número de ilustraciones a color, las cuales se centran en los personajes principales y secundarios, así como las obras que dibujan todos ellos. Poco después llegamos al fin a la lectura, donde encontraremos 52 páginas en blanco y negro en las que se nos presentarán a todos los personajes del manga. Dentro de cada descripción de personaje habrá una tabla cronológica datando los momentos más importantes, un recopilatorio con una breve descripción de sus obras , algunas de las viñetas del manga más representativas, un esquema con las relaciones personales de ese personaje con el resto y una serie de datos personales, como el tipo de sangre (nunca entenderé por qué le gusta tanto a los japoneses este apartado), sus aficiones, lo que más les desagrada, su fecha y lugar de nacimiento, y sus estudios y vida laboral. ¡Casi nada!

 

 

Seguimos en nuestra lectura y nos topamos con 48 páginas dedicadas a las obras de los personajes. Este apartado está fabulosamente cuidado, ya que a parte de ver las diferencias de dibujo entre todos los autores (trabajo colosal el de Obata), cada explicación del manga parece estar sacada de la mismísima Shonen Jump, ya que podemos ver comentarios de sus dibujantes, anuncios indicando sorteos o la llegada de su anime, y varias viñetas representativas con escenas muy trabajadas. Además, también hay pequeños apartados que nos recopilan la información de mangas que fueron desechados, algunos de los cuales le robarán una sonrisa al lector.

Lo último que nos encontramos en este libro son los apartados Extras de un mundo imaginario y Extras de un mundo real, ocupando 30 y 45 páginas cada uno respectivamente. Dentro del primero encontraremos lo siguiente: entrevistas imaginarias a los personajes principales, cada una de ellas realmente divertida y acompañada de extravagantes ilustraciones; recopilatorios de comentarios realizados por los autores, donde comentan cronológicamente de forma muy graciosa la llegada de sus obras, su caída o auge dentro del ranking semanal de la Shonen Jump o su cabreo cuando les cortan la serie por baja popularidad; y por último una guía de jinbocho, donde se nos presentan todos los lugares, incluyendo la editorial Suesha, que aparecen reflejados en el manga.

 

 

En cuanto a los extras del mundo real, en este apartado podremos encontrar lo siguiente: Una cronología del mundo de Bakuman, en la que veremos de forma muy detallada los hechos producidos, acompañados de sus viñetas más representativas; una entrevista con los senseis Ohba y Obata, en la que conoceremos detalles personales como cuantas horas duermen al día o sus mangas y comidas favoritas (no os perdáis las caricaturas que se hacen ellos mismos XD); Los storyboards de Sunglasses Pitcher, la obra que Shujin prepara al principio del manga y de la que tan solo vimos unos cuantos bocetos en su día; La documentación preliminar, con los primeros y últimos bocetos de los personajes y su personalidad; el diccionario de Bakuman, en el que están detalladas y ordenadas por orden alfabético las palabras más chocantes del manga; y finalmente las tiras de Bakuman, que son unas pequeñas historias cortas protagonizadas por los senseis de la serie (es obligado ver la de Hiramaru y Aoki).

¿Hay algo más? Pues sí, y como es natural hemos guardado lo mejor para el final, ya que en la parte reversa del manga viene adherido un minimanga de Otter’s 11 con portada a color, el cual representa que es el tomo número 9. Como ya sabréis los seguidores de Bakuman, Otter’s 11 es la primera historia de Hiramaru, un autor realmente vago y talentoso que nos hace partirnos de risa cada vez que aparece en escena. El manga está protagonizado por Otters, una nutria que deja el mar y que termina trabajando en una empresa de productos marinos, los cuales el protagonista odia por encima de todo. Otter’s 11 es una obra subrealista y muy divertida, la cual podríamos encasillar dentro de otras bizarradas como Bobobo o Cromartie High School.

 

 

Opinión personal

Bakuman Characterbook es un manga que no puede faltar en tu colección si eres un fan de la serie, ya que como te hemos mostrado en esta reseña, el manga dispone de un extraordinario material que nos proporcionará lectura durante días. Lo mejor de esta edición es, sin lugar a dudas, el mimo con el que está realizada, con un montón de ilustraciones a color y una gran enciclopedia que nos cuenta todo sobre sus personajes y sus obras. Por otro lado, la traducción y la calidad del papel son fabulosas, y la inclusión en la última página del minimanga de  Otter’s 11 con su portada a color es para hacerle directamente un monumento a Norma Editorial. En definitiva, Bakuman Characterbook es un manga que guardamos en un lugar privilegiado de nuestra colección personal, ¿lo estará también en la tuya?