Por mucho que nos gusten los videojuegos, hemos de reconocer que la realidad supera en muchas ocasiones a la ficción, y la noticia que hoy os traemos es prueba de ello.

Al parecer, dos miembros del estudio Bohemia Interactive, creador de la franquicia de shooters tácticos Armed Assault, han sido detenidos en Grecia y pueden ser condenados a 20 años de cárcel, ya que se enfrentan a una acusación de espionaje.

Ambos desarrolladores se encontraban fotografiando la isla militar de Lemnos, lugar donde se ambienta su último proyecto, Arma III, como parte del proceso de documentación, el cual parece que les ha salido más caro de lo que pensaban.