En Tallon 4 llevábamos tiempo preguntándonos como sería la llegada de una franquicia como Call of Duty al portátil mundo de PS VITA, por eso mismo ayer asistimos de cabeza a la conferencia de Call of Duty: Black Ops Declassified, de la mano de Activision. Allí pudimos ver el juego en pleno directo, observando como cuatro personas se veían las caras en un duelo por equipos. Todo ello mientras nos explicaban de primera mano las principales bondades de la nueva entrega de esta rentable saga. Sin embargo, como suele ocurrir en ocasiones, no es oro todo lo que reluce, y el título nos ha dejado una sensación bastante fría, lejos lo esperable. Seguid leyendo si queréis conocer las «bondades» de Call of Duty: Blacks Ops Declassified.

Una guerra muy mejorable

En primer lugar, los chicos de Activision nos informaron escasamente acerca de los modos para un jugador. De momento, únicamente sabemos que el juego contará con una campaña exclusiva para esta versión ambientada en el universo de Black Ops. Lo cual viene a significar lo siguiente: «nada nuevo bajo el sol». No recibimos información adicional, así que no os podemos comentar nada más acerca de su duración o si se incluirán otros modos para jugar en solitario.

Por otra parte, el modo multijugador también es bastante parco en contenidos. Para empezar, no existe un modo online, por lo que esta noticia sentará como un jarro de agua fría a todos aquellos que buscasen competir contra otros jugadores de todo el globo. Tendremos que contentarnos con un multijugador local que permite un máximo de cuatro jugadores, cifra irrisoria donde las haya. Al mismo tiempo, la cantidad de mapas también es paupérrima: tan solo seis escenarios para enfrentarnos a nuestros oponentes. Al menos nos aseguraron que habría bastantes modos de juego para esta vertiente: duelo por equipos, baja confirmada, todos contra todos y otros clásicos de la franquicia que aún están por confirmar.

Sin embargo, ¿como funciona este multijugador a escala local? ¿Posee una jugabilidad a la altura de la saga? Pues mucho nos tememos que no, o por lo menos, no de momento. Ya que el movimiento en ocasiones es bastante brusco, sufriendo parones con frecuencia. Esperemos que estos detalles fundamentales se pulan de cara a la versión final prevista para unos meses, puesto que el multijugador suele ser la mayor baza de Call of Duty.

¿Y a nivel técnico? ¿Aprovecha este Call of Duty todas las posibilidades que brinda la portátil de Sony? Lo cierto es que no, cosa que nos ha sorprendido enormente, al provenir de una de las sagas más rentables de los últimos años. Gráficamente no está nada a la altura, con animaciones toscas, simples y que aún necesitan ser trabajadas. Y ojo, que no estamos hablando de detalles cualquiera, sino de elementos tan comunes como las explosiones o las manchas de sangre, elementos que, como todo buen jugador de Call of Duty sabrá, están a la orden del día.

Afortunadamente, el juego sí que aprovecha algunas de las posibilidades táctiles de PS VITA, como la opción de lanzar granadas o activar la racha de bajas de esta manera. Tampoco se nos informó de si estas serían la únicas funciones táctiles que tendría el juego, o si está previso añadir alguna más.

Mentiríamos si dijéramos que Call of Duty: Black Ops Declassified nos ha parecido un juego excelente. La versión que hemos podido conocer de primera mano en Colonia es bastante mejorable, tanto a nivel técnico como jugable. No obstante, esperemos que Activision tome nota de todos estos elementos y siga puliendo el título, ya que su saga más rentable merece todo el mimo posible. Ojalá estas impresiones mejoren una vez tengamos en nuestras manos la versión final del título.