La plataforma Kickstarter sigue dando alegrías a pequeños estudios con buenas ideas para videojuegos pero a los que les hace falta un pequeño empujón económico. Hoy os traemos los dos últimos proyectos que verán la luz gracias al apoyo (y los dineros) de los fans.

El primero de ellos será Dead State, un juego de rol con combate por turnos en el que tendremos que enfrentarnos a hordas de zombis y en el que podremos elegir diversas opciones de diálogo. El estudio detrás de este proyecto se llama DoubleBear y ha sido confundado por el guionista del mítico Vampire: The Masquerade – Bloodlines. A día de ayer, 25 de junio, consiguieron recaudar la suma de 150.000 dólares iniciales, y a falta de 10 días para que acabe el plazo de financiación.

{youtube}rMl-_9J1gtg{/youtube}

El otro título que ha conseguido su financiación inicial hará las delicias de los fans de los juegos retro. Super Retro Squad también verá la luz gracias a los más de 10.000 dólares que ha conseguido para su realización. La idea de este juego vino a raíz del exitoso juego indie, Super Mario Crossover (disponible en su web), en el que un grupo de fans, bajo el nombre de Exploding Rabbit, crearon un híbrido entre los personajes más famosos de las consolas de Nintendo en los 80 y los enmarcaban en los mundo de Super Mario Bross. Ahora, su nuevo juego promete contar con 40 niveles, repartidos por los 8 mundos de sus protagonistas, los cuales, al ser un estudio independiente y no contar con las licencias pertinentes, estarán ligeramente modificados, aunque no habrá duda del personaje en el que se inspirarán.

{youtube}lE1K9yNDNA8{/youtube}